Ya intentaron sacarme y aquí sigo: Genoveva Huerta

La actual dirigente estatal del blanquiazul presume que Marko Cortés la respalda y no saldrá del PAN antes de concluir su presidencia

  • URL copiada al portapapeles

La lideresa estatal del PAN, Genoveva Huerta Villegas, lidia con los señalamientos en su contra de parte de personajes y grupos de su propio partido con ofrecimiento de diálogo, aunque les advierte que posee el respaldo del dirigente nacional, Marko Cortés.

Afirma que no será factor de división en el panismo y por tanto, agrega, se mantiene abierta a escuchar todas las expresiones.

No obstante, asegura que no saldrá del blanquiazul antes de concluir su periodo en la presidencia, e incluso reta: “ya lo intentaron y aquí sigo”.

Huerta Villegas pide a los panistas que en lugar de enfocar sus baterías en su desempeño, vean a Morena como el principal adversario.


La presidenta del PAN reprueba los gobiernos de Miguel Barbosa Huerta a nivel estatal, y de Claudia Rivera en el municipio de Puebla, que considera están afectando a los ciudadanos.

¿Qué sucede con la política al interior del PAN?

—Muy apasionada. Es un reflejo de cómo somos en el partido: mujeres y hombres apasionados, aguerridos, y es parte del reacomodo, de afinarnos, como si se tratara de una orquesta, listos para dar un gran concierto en armonía. Nos estamos afinando para salir completamente unidos rumbo al 2021 y darles una posibilidad de mejor futuro a los poblanos.

¿Hay condiciones para eso?

—Por parte del Comité Directivo Estatal, estamos completamente apostados a esto. El tema de la unidad no se da por decreto, es trabajo constante de todas las partes; pero de la nuestra, hemos tenido las puertas abiertas; sabemos que muchas pueden ser nuestras diferencias, pero tenemos una causa en común.

 Puedes leer: ¡Comienza la carrera por la alcaldía de Puebla!

¿Qué sucedió en el PAN?, ¿por qué se te señala de dividir en lugar de sumar?

—Siempre que hay cambios, hay resistencia, y creo que eso pasó. Estos cambios son parte de una estrategia que tenemos rumbo al 2021, y hoy más que nunca nos tenemos que enfocar en el trabajo de tierra, estar más cerca de los ciudadanos.

¿No hay detrás de esta reestructura un interés político personal?

—No, al contrario. Para mí es un gran honor estar aquí al frente y quiero pasar a la historia por la recuperación de muchos espacios; lo que me importa es recuperar alcaldías, diputaciones locales y federales y darles la oportunidad a los poblanos de que recuperemos la dignidad que hoy perdimos.

¿Cuál es la relación de la presidenta con los diferentes grupos políticos en el PAN?

—He sido muy respetuosa de la libertad de expresión de todos nuestros compañeros. Somos más de 20 mil militantes y más de 217 estructuras —es decir, una por municipio—. y con todas hay trabajo, porque sabemos que nos necesitamos todos, llegar juntos al 2021.

Siempre he sido respetuosa de esas expresiones y por eso he dicho que siempre estarán las puertas abiertas y canales de comunicación en el partido.

¿No serás factor de división?

—En lo más mínimo.

¿Cómo construir la unidad?

—Con diálogo y trabajo. Estoy convencida que estos dos elementos son indispensables para llegar juntos a las elecciones. El diálogo, porque necesitamos decirnos nuestros objetivos y nuestras malas interpretaciones; y dos, el trabajo, porque nos debe distinguir el ciudadano porque nosotros sí trabajamos, cada uno desde nuestra trinchera.

Y no hay que perder de vista que nuestro principal oponente tiene un solo nombre y es Morena, todas sus ineficacias, inexperiencia e incongruencia.

¿Esas expresiones en el PAN no van a escalar a algo más?, ¿a una división o una ruptura?

—Estoy segura que no, además de que existe generosidad de todas las partes.

¿Descartas que exista una acción para que se te remueva del cargo de presidenta del Comité Directivo Estatal del PAN?

—Fui electa por la mayoría y de manera unánime por los consejeros estatales, y por supuesto que no; ya en distintas ocasiones, a lo largo del año pasado, otras expresiones han pedido lo mismo y no se ha dado. Marko Cortés ha sido muy claro, que tu servidora estará hasta el 2021; y también lo he dicho: me tocan a mí las elecciones del 2021 y estoy segura de que vamos a recuperar muchos municipios. Vamos a obtener la mayoría del Congreso del Estado y vamos a obtener muchos diputados federales.

¿Posees el respaldo absoluto de la dirigencia nacional?

—Así es, porque estamos trabajando de la mano. Todas mis acciones van respaldadas por parte de la dirigencia nacional.

¿Qué opinas del desempeño de los gobiernos de Morena, a nivel estatal y en los municipios?

—Tienen todo: la Cámara de Diputados, los Congresos, las gubernaturas, entre ellas la de Puebla, y aquí la mayoría de los municipios, y no vemos absolutamente nada de resultados. Lo que sí vemos, vivimos y sufrimos es una inseguridad desbordada y hoy en Puebla vivimos todos los días con miedo.

No hay obra, no se ve plan, no se ven objetivos. Están pegando mucho a los ciudadanos la inexperiencia, la incongruencia y además la falta de ganas de hacer las cosas bien.

Puedes leer: Quiere Genoveva Huerta ejercer poder del pasado: Humberto Aguilar

¿Cómo evalúas el desempeño del gobernador Miguel Barbosa?

—Llegó diciendo que iba a eliminar las fotomultas y hoy vemos que se van a ampliar; llegó con una bandera de austeridad y amplió su gabinete, eso significa más lana para contratar más personas. Vemos una gran rotativa de su personal y que varios secretarios no cuentan con experiencia ni con ganas de hacer las cosas.

¿Tiene que identificarse a Miguel Barbosa y a Claudia Rivera como las cabezas visibles de Morena en Puebla?

—Los ciudadanos se están dando cuenta, lo sentimos, que hoy Morena no está cumpliendo; y tienen muy claro que aquí en Puebla Morena es Barbosa y es Claudia Rivera, y es Morena quien no da resultados y lo estamos padeciendo.

¿Destacarías alguna obra o acción del gobierno estatal?

—No, para nada. Tenemos cinco meses donde no vemos resultados. Sí vemos que se gasta dinero para remodelar hospitales, cuando se necesita dinero para medicinas y médicos; en lugar de pensar en construir, piensan en destruir.

¿Esto se puede recomponer de aquí al final del mandato?

—De todo corazón ojalá sí lo recomponga, porque aquí vivimos; soy poblana y aquí sigo viviendo. Sin embargo, por lo que vemos, no creo que vaya a lograrlo.

¿Y qué opinas de las condiciones de la ciudad de Puebla con el gobierno de Claudia Rivera?

—Se están peleando entre ellos, la presidenta y sus propios regidores, y lo que pasa en la cabeza pasa abajo. Llegaron por la confianza de muchos ciudadanos esperanzados de algo distinto; hoy muchos están defraudados, engañados, y lo saben.

¿Es la inexperiencia o la ineficacia de la autoridad municipal?

—Las dos. No les pedimos que sean todólogos, pero sí se pueden auxiliar de gente experta.

¿Fallaron sus colaboradores?

—Desde la cabeza, como bien dicen, quien hace lo poco hace lo mucho… llegaron casi, casi, por suerte, pero no sabían a lo que llegaban ni a lo que se estaban enfrentando.

¿Esta situación puede revertirla la presidenta, Claudia Rivera?

—No creo que la situación se vaya a revertir, ya tiene año y medio (de mandato) y lo único que vemos es subejercicio; es decir, tienen la lana pero no saben en qué ocuparla ni cómo ejecutarla. Si después de año y medio no sucedieron las cosas, no creo que vaya a terminar por buen camino.

Gobierna Morena en los municipios más importantes del estado: Puebla, Tehuacán, San Martín Texmelucan, entre otros, ¿es la misma situación, de falta de resultados?

—Lamentablemente. No sólo lo percibo yo, sino todos los ciudadanos.

Particularmente sobre Tehuacán, ¿qué sucede con la detención del alcalde Felipe Patjane, desde la perspectiva del PAN?

—Creo que es lucha de poder; sin embargo es algo que ya tendrían que estar resolviendo en Morena, porque lo padecen los ciudadanos.

¿Cuál es tu postura sobre la designación de David Méndez como secretario de Gobernación?

—Le damos el beneficio de la duda y esperamos ver resultados. A muchos secretarios ya los vimos y no dieron resultados. No quiero dar ningún juicio a priori del secretario de Gobernación, pero ojalá se den las cosas, porque vivimos condiciones de ingobernabilidad.

¿Recibiste alguna llamada de él (David Méndez) para participar en una mesa de diálogo o abrir un canal de interlocución?

—No, ninguna.

¿Ésa podría ser una actividad productiva?

—Tendría que ser. Al final, aunque el gobernador es emanado de un partido, está gobernando para todos los poblanos y deberían existir estas mesas incluso para el tema de seguridad.

Falta un año para la contienda electoral. ¿Hoy están en condiciones para ir solos, sin una coalición?

—Nos estamos preparando. El PAN está preparando a mujeres y hombres que pueden dar la batalla. Mi chamba es fortalecer al partido, y si en el camino nos llegamos a encontrar con ciudadanos y con otros partidos políticos, caminaremos juntos. Hoy estoy segura de que al PAN le da para ganar.

Hay quien habla de una alianza PRI-PAN, ¿es viable esa alianza?

—Es prematuro hablar de este tema y sería un asunto estratégico estudiar su viabilidad.

¿Te ves en este momento caminando de la mano de personajes como Enrique Doger y Blanca Alcalá?

—Al final todos somos personas, aunque tenemos un color; pero esto es muy prematuro, hay que checar las circunstancias.

  • URL copiada al portapapeles