Los retos de Barbosa en Puebla en el 2020

Barbosa tiene tres retos importantes en Puebla en 2020 los cuales son sancionar la corrupción, las obras de infraestructuras y los programas gubernamentales

  • URL copiada al portapapeles

Contundencia al sancionar casos de corrupción, ofrecer resultados en obras de infraestructura y programas gubernamentales, así como un comportamiento democrático, son los tres retos del gobernador Miguel Barbosa Huerta de cara al 2020, afirmaron académicos de la Universidad Iberoamericana.

Juan Luis Hernández, director del Departamento de Ciencias Sociales de la institución jesuita, explicó que mirar al pasado siempre representa un recurso relevante, toda vez que recuerda a la sociedad de dónde se procede, en términos políticos.

Además, agregó, se exhiben herencias de las administraciones anteriores y se da oportunidad a los gobiernos en turno de sancionar a quienes cometieron actos de corrupción.

“Los beneficios de la alternancia, del cambio de gobierno, es que el gobierno entrante haga justicia; ahí radica la ventaja de las urnas, porque pueden castigar a quienes incurrieron en irregularidades, por lo que voltear atrás es correcto,” dijo.

A veces también se recurre a esto ante la falta de resultados. Los gobiernos buscan mirar atrás porque no tienen otra acción que destacar, pero evidentemente no es la mejor fórmula,” expresó Hernández.

No obstante, comentó el académico, en la medida en que avance el tiempo y no existan resultados en este rubro, este tipo de estrategia pierde su impacto frente a la sociedad.


Lee: Avalan gestión de Barbosa, 3 de cada 10 poblanos: Mitofsky

Explicó que hay momentos para sancionar la corrupción y que si no hay resultados después de un plazo, como puede ser el primer año de gobierno, ya no será suficiente para que los ciudadanos lo consideren un logro.

De ahí que Juan Luis Hernández consideró urgente que Miguel Barbosa ofrezca acciones en esa materia, y agregó que una forma de conseguirlo consiste en el fortalecimiento del Sistema Estatal Anticorrupción.

“Tuvimos un régimen excepcional, con un legado de deudas, corrupción, y hay que visibilizarlo, porque es la medida de lo que no esperamos de este gobierno, y es una espada de doble filo para este gobierno,” dijo.

Hernández mencionó que el reto del 2020 también consiste en ofrecer resultados a la sociedad, y orden administrativo.

Expresó que desde su punto de vista deberán implementarse decenas de programas y políticas públicas, y precisó que si bien un año es poco tiempo para resarcir los daños generados en décadas, hay una obligación de que ofrezca certeza en la conducción del estado.

Externó que el próximo es un año para que muestre resultados evidentes, y más si se considera que en el 2020 se estará en la antesala de la elección intermedia, ya que deberá trabajar para generar una buena percepción política en las urnas.

Lee: Barbosa muestra su nueva imagen institucional

Todo gobierno nuevo tiene la complicación de la curva de aprendizaje y tiene la complicación de cumplir con eficacia administrativa, y lo que hemos visto con la 4T que está teniendo subejercicio presupuestal”, dijo.

“Claro que para ellos está resultando difícil realizarlo pero tienen que hacerlo, y no tienen de otra más que hacer el esfuerzo necesario de concretar todo lo que la ciudadanía está esperando de ellos”, manifestó el politólogo.

Mencionó que los gobiernos emanados de Morena despertaron altas expectativas, lo que ya se convirtió en un desafío para las autoridades.

Añadió que si bien no podrán cumplir con todos los compromisos de un día para otro, consideró que al gestionar dos o tres casos emblemáticos, la sociedad identificará que sí hay un avance o progreso.

Otro reto para Barbosa que identificó el académico, consiste en que el mandatario concrete la construcción de un nuevo sistema de microrregiones dentro del territorio del estado.

Comentó que de ese tipo de acciones depende el desarrollo estatal y nacional, además de que personalmente lo ve como una de las mejores propuestas de campaña.

Lee: Revela Barbosa que deuda de Puebla es de 44 mmdp

Miguel Calderón Chelius, coordinador de Ciencia Política y Administración Pública de la Iberoamericana, coincidió en que el gobernador de Puebla enfrenta como uno de los principales retos, el cumplimiento de promesas de campaña.

En un análisis sobre los desafíos del titular del Ejecutivo para el próximo año, manifestó que Barbosa Huerta requerirá mostrar mucho oficio político y capacidad para ofrecer resultados a la entidad.

Explicó que existirá poco margen de maniobra, debido a la reducción de recursos públicos para emprender programas y obras.

Deberá ser muy efectivo en el diseño e implementación de los distintos programas de gobierno que se hagan con los pocos recursos, y que con lo poco que hay se van a tener hagan cosas que salgan muy bien”, agregó.

Miguel Calderón manifestó que ahí radica la posibilidad de éxito de la administración barbosista, ya que sin una operación adecuada de los recursos, con ajustes presupuestales, se corre el riesgo de un año sin ofrecer resultados.

Además, dijo el académico, el mandatario tendrá que asumir como otra estrategia de obtención de financiamiento público todas las iniciativas propuestas por el gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador.

Lee: Entre reformas y polémica, los primeros 100 días de Barbosa

Incluso, agregó, Miguel Barbosa debe estar atento para bajar esas opciones presupuestales y darles un sentido local, para darle aún mayor impacto.

Además, el politólogo consideró que el gobernador tiene que mostrar, “claramente”, un compromiso democrático, en donde su conducta y comportamiento sean de diálogo con la población, que incluye también a grupos de la sociedad, empresarios, organizaciones, partidos políticos.

Estableció lo anterior como una forma de demostrar que el gobierno a su cargo no es igual que los de sus antecesores, Rafael Moreno Valle Rosas y Antonio Gali Fayad, ambos del PAN —sin contar los 10 días de labores de Martha Erika Alonso—.

Un reto más, dijo, consiste en que desde el gobierno generen mayor entusiasmo y presencia política, debido al agotamiento de parte del electorado poblano, que mostró su hartazgo en la contienda de mediados de 2019.

Calderón Chelius mencionó que son los retos y desafíos de mayor relevancia para el gobernador, porque en caso de no cumplirlos, su administración se verá afectada y generará un rezago en el desempeño público, que puede derivar en una mala calificación de parte de los electores para la siguiente elección.

  • URL copiada al portapapeles