Chalchihuapan parte II

Familia Tehuatlie Tamayo espera diálogo con Barbosa

 
Por Francisco RIVAS
09 de Julio de 2019

Esperan que con el gobernador electo haya diálogo y finalice la persecución política que caracterizó al morenovallismo

En San Bernardino Chalchihuapan esperan diálogo y respeto a los derechos de las comunidades con el inicio del gobierno de Miguel Barbosa Huerta.

Hilario Gallegos, quien acompañó a la familia Tehuatlie Tamayo con respaldo legal, expresa que es el momento de que la próxima administración ponga fin a la persecución política que emprendió el morenovallismo.

“Vemos que Barbosa va a llevar las líneas de Andrés Manuel López Obrador, en la que destaca que no habrá represión sino diálogo; antes de reprimir se agotará el diálogo,” menciona.

“Confiamos en esa palabra”, agrega Gallegos durante su visita a Elia Tamayo y a sus hijas en el barrio donde residen.

Pero además, dice, aún esperan justicia legal a través de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos y en su caso la Corte Interamericana, porque cree que políticos como Facundo Rosas y Víctor Carrancá se fueron impunes.

Expresa que ambos tuvieron responsabilidades en el operativo policíaco y posteriormente en la construcción de hipótesis para burlar la acción penal y atribuir toda la culpa a los pobladores de San Bernardino Chalchihuapan.

Menciona que aún se encuentra en etapa de informes, por lo que esperan que se emita una resolución y que sea favorable.

Araceli Bautista, actual regidora de Gobernación del Ayuntamiento de Santa Clara Ocoyucan y madre de Javier Montes, presidente auxiliar de Chalchihuapan en aquel 2014, expresa que la principal lección de los hechos es que no deben dejar que el gobierno atropelle a las comunidades.

 

 

Menciona que es el principal mensaje para la localidad, pero igualmente al gobierno que próximamente encabezará Miguel Barbosa.

“Insisto, no podemos olvidar, porque por ahí se dice: cuando olvidas, repites”, manifiesta.

Bautista espera que el nuevo gobernador reforme la Ley Orgánica Municipal y devuelva por ley lo que ya ocurrió en los hechos.

“Es una oportunidad de escuchar a los pueblos y creo que eso es lo importante. Necesitamos que nos escuche el gobierno de frente y que esas necesidades que tenemos sean atendidas, que nos hagan caso,” menciona.

Araceli Bautista enfatiza que con Barbosa se vivirá un ambiente político diferente, de diálogo y acercamiento, aunque considera que no está de más solicitar a la autoridad que los vean y apoyen.

“Ojalá que nuestro próximo gobernador tenga toda la sensibilidad de voltearnos a ver, porque nosotras como madres, ella (Elia Tamayo) perdió a José Luis, y yo vi tras la cárcel a mi hijo, puedo decir que es muy difícil”, añade.

 

 

Legado de represión

 

El abogado Hilario Gallegos asegura que se trató de la peor expresión del morenovallismo y, a su juicio, el inicio de su decadencia, porque a su parecer eso frenó su carrera por la presidencia.

Afirma que antes de los hechos de julio de 2014, el entonces gobernador ejercía el poder sin que nadie se opusiera, hasta que se topó con la gente de la comunidad.

“El 2014 fue el peor año de la represión de Moreno Valle; recordemos a Enedina, a los Xicali, a Israel Pacheco y a los presidentes auxiliares,” dice.

“Si hacemos un recuento, fue el año más agresivo de su administración,” expone el litigante.

Expresa que con Martha Erika habría existido continuidad, lejos de las comunidades y los intereses de la gente.

 

 

Nada cambia en Chalchihuapan

 

En el pueblo de San Bernardino Chalchihuapan todo sigue igual… Después de cinco años de aquel operativo policíaco, la acción del morenovallismo no alcanzó a la comunidad y no hay ningún elemento que a simple vista exhiba una transformación.

Las instalaciones de la Presidencia Auxiliar lucen igual o incluso más deterioradas que en 2014. En el exterior la pintura se ve descarapelada, hay graffitis y las puertas se encuentran en mal estado aunque aún funcionan.

Por las calles del pueblo todavía es posible identificar a decenas de familias de escasos recursos; viven del comercio y del campo, pero también viajan a la ciudad de Puebla por empleos con bajos salarios.

En el acceso de San Bernardino Chalchihuapan, a la orilla del puente vehicular, en el sentido de la comunidad a la carretera Federal Puebla-Atlixco, se erige la columna que sostiene a un ángel, en memoria de José Luis Tehuatlie.

No hay más referencia sobre los hechos del 9 de julio de 2014. Ni los muros a la orilla de la autopista Puebla-Atlixco, que durante los primeros tres años exhibieron consignas contra Moreno Valle.

La gente sigue su vida. Unos instalan sus puestos de verduras y frutas en la plaza principal. Otros más trabajan detrás de sus mostradores en papelerías, misceláneas, abarrotes y cualquier tipo de giro comercial sin guardar el menor recuerdo de lo sucedido por la intervención de la Policía Estatal.

El Popular, diario imparcial de Puebla buscó a otros pobladores que fueron detenidos o lesionados en el operativo, o en acciones judiciales posteriores, pero evitaron pronunciamientos.

Para las autoridades auxiliares en Chalchihuapan igualmente pasa inadvertida la conmemoración del quinto aniversario de la intervención policíaca, ya que descartan actividades con ese motivo.

Sólo la familia prepara una misa para el día 19 de julio, justo el día que falleció José Luis Tehuatlie después de 10 días de agonía.

 

Ofrece Congreso impedir represión

 

En el Congreso del Estado los diputados ofrecieron que desde esa instancia van a trabajar porque no se repitan violaciones a las garantías individuales de los poblanos en las comunidades.

Estefanía Rodríguez, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, menciona que a diferencia del pasado, en Puebla ya pueden aspirar a que se respeten a los pueblos y se les atiendan sus necesidades más básicas.

Sin entrar a fondo en el caso, la legisladora cree que nunca más la sociedad, en ninguna parte del estado, debe verse frente a un escenario violento como ocurrió en 2014.

“Lo de Chalchihuapan ya no puede volver a pasar, los diputados, el gobierno, deben saber escuchar a la gente, deben entender las necesidades y dialogar, eso siempre será lo más importante,” dice.

“No queremos que haya más actos de represión contra los pueblos, porque ahora sé que se va a privilegiar el camino de la paz y la negociación, y nosotros los diputados desde el Congreso claro que vamos a ayudar a que esto se logre,” agrega.

Rodríguez cree que a diferencia de lo que sucedió con el morenovallismo, las acciones del próximo gobierno y el trabajo en el Legislativo permitirán la solución de diferencias o conflictos, sin que se desate la violencia o enfrentamientos entre autoridades y sociedad.

La diputada confió en que la sociedad se acerque a la nueva administración estatal y sostuvo que habrá puertas abiertas.

¿Dónde están?

Después de cinco años del operativo policíaco en el que lesionaron de muerte al menor José Luis Tehuatlie, ¿qué pasó con los personajes más relevantes del caso, que tuvieron participación directa o indirecta?

 

Rafael Moreno Valle
Fungía como gobernador al momento del operativo.
Resultó electo senador en 2018.
Falleció el 24 de diciembre de 2018, al caer el helicóptero en el que viajaba.

 

 

Martha Erika Alonso
En un encuentro por la infancia, sus colaboradores prohibieron el ingreso a Elia Tamayo. Era presidenta del DIF.
Electa gobernadora de Puebla en julio de 2018 y ratificada por el TEPJF en noviembre de 2019.
Falleció el 24 de diciembre de 2018, en compañía de su esposo.

 

 

Luis Maldonado Venegas
Como titular de la SGG aseguró que los pobladores de Chalchihuapan arrojaron “piedras de gran calibre”.
En diciembre de 2018 el titular de la SEP, Esteban Moctezma, lo llamó a que trabajara con él en la dependencia.
Falleció por una complicación después de someterse a una cirugía.

 

 

Víctor Carrancá Bourguet
En 2014 se desempeñaba como titular de la extinta Procuraduría General de Justicia del Estado. Su equipo usó cabezas de cerdo para probar una hipótesis sobre las causas de la muerte de Tehuatlie.
Al finalizar el gobierno de Antonio Gali, se separó de su cargo y dejó a Gilberto Higuera como encargado de despacho.
No se encuentra en Puebla; trabaja en consultoría jurídica.

 

 

Facundo Rosas Rosas
Secretario de Seguridad Pública, corporación que tuvo a su cargo el operativo que se volvió violento y en el que lesionaron de muerte a un menor.
El funcionario evitó multas y evadió acción penal.
Actualmente participa como consultor y articulistas en medios de comunicación.

 

 

Francisco Rodríguez Álvarez
Diputado local que propuso la “Ley Bala”, con la que se basaron los policías para el operativo en Chalchihuapan.
En 2018 participó como coordinador de campaña de la candidata panista Martha Erika Alonso.
Actualmente funge como titular de Desarrollo Rural en el gobierno interino, después de que en diciembre falleció Alonso, quien hizo su nombramiento.

 

 

Roxana Luna Porquillo
Diputada federal al momento de los hechos en Chalchihuapan. Apoyó a la familia Tehuatlie Tamayo durante unos meses.
En 2016 contendió por la gubernatura y en 2018 se sumó a la coalición con el PAN.
Trabaja con grupos sociales.

 

 

Adolfo López Badillo
Presidente de la Comisión de Derechos Humanos, instancia que en las primeras horas del caso se deslindó de iniciar la queja por violación a garantías constitucionales.
Actualmente se encuentra sin apoyo legal ni político.

 

 

Javier Montes Bautista
Presidente auxiliar de San Bernardino Chalchihuapan al momento de los hechos.
Encarcelado por presunta participación en hechos de violencia.
Actualmente se encuentra alejado de la política y vive en el municipio de Ocoyucan.

 

 

 

 


 

Relacionado