16 julio 2019
El Popular

Invitado

Contexto internacional amenaza la fórmula de éxito de la Alianza del Pacífico

Por Invitado . / julio . 08, 2019.

La disputa entre Estados Unidos y China afecta al comercio internacional y ha encendido todas las luces de alerta en organismos como la Alianza del Pacífico, que ve en riesgo su fórmula de éxito de los últimos años, basada en el énfasis en el intercambio comercial y la atención preferencial a los empresarios.

La alianza, que representa la octava economía del mundo, el 40 por ciento de las exportaciones de la región y cerca del 40 por ciento del PIB regional, no ha escapado al impacto de la pugna comercial, sobre todo porque Estados Unidos y China son socios principales de Perú y Chile, que integran el grupo junto con Colombia y México.

A pesar de que presenta mejores números que los demás países de Latinoamérica, el bloque ha sufrido el golpe en su balanza de exportaciones, aunque México sí se ha beneficiado con su renovado acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá, además del acuerdo arancelario con el gigante norteamericano.

En junio pasado, el director del Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Pablo García, reveló en Chile que las exportaciones de la alianza pasaron de un crecimiento superior de 9 por ciento en 2018, a un 0,3 por ciento durante el primer trimestre de este año.

Este escenario afecta a un grupo que ha avanzado a pasos agigantados desde su creación en 2011, y ya ha concluido todas las reformas "de primera ola", que incluyeron acuerdos comerciales y políticas económicas similares, así como la disminución de las barreras físicas para permitir el libre tránsito de personas.

"Las reformas de primera etapa lo que han hecho es facilitar la inversión. Tenemos inversiones cruzadas muy importantes. Los cuatro hemos adaptado los mismos sistemas de fondos de pensiones, cosas que nos han ayudado a crecer juntos e integrarnos", señaló a Efe el peruano Alfonso Bustamante, quien dirigió el Consejo Empresarial.

Para los empresarios, la alianza ofrece la posibilidad de una integración "real" y permite el acceso a mercados más grandes, con una armonización regulatoria similar y la posibilidad de que sus ciudadanos puedan ser empleados de cualquier economía del grupo.

A pesar de este énfasis en el libre comercio y la industria, afirman que la razón de ser del organismo va "más allá de la inclusión de colores y posiciones de derecha e izquierda", ya que se considera más importante generar valor agregado, mediante la inversión privada o del Estado, para generar "empleo real" y luchar contra la pobreza.

En ese sentido, existe consenso en que los avances logrados hasta ahora muestran que el potencial de la alianza es enorme, ya que su objetivo es lograr que su comercio supere las barreras de los cuatro países para ofrecer bienes y servicios al mundo.

Por ese motivo, las tempestades externas llevaron a los presidentes a emitir este sábado, al término de la XIV Cumbre del grupo, una declaración de firme respaldo al libre comercio, rechazo a cualquier medida proteccionista y reconocimiento a la importancia de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

"Herramienta clave" y "elemento esencial para el desarrollo", fueron las definiciones que usaron los presidentes de la alianza para calificar al libre comercio y al multilateralismo, respectivamente.

El ministro de Comercio, Industria y Turismo de Colombia, José Manuel Restrepo, detalló que, con esto, la alianza no solo busca reivindicar la importancia de los sistemas multilaterales, sino también ofrecer "una respuesta a esa tendencia proteccionista que empieza a aparecer en el mundo".

Hacia el futuro inmediato, tal como comentó durante esta cumbre a Efe el Canciller de Perú, Néstor Popolizio, la alianza trabajará para incrementar su cooperación con otros bloques y avanzar en mejores estándares de políticas públicas.

Aspectos que ya desarrolló durante la Cumbre de Lima, en la que sostuvo reuniones y firmó acuerdos con Ecuador, Corea del Sur, Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Singapur y Japón, así como con la Comisión Económica Euroasiatica y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

* David Blanco Bonilla

Te puede interesar