18 julio 2019
El Popular

De frente y de perfil

Se radicaliza el conflicto policíaco

Por Ramón ZURITA SAHAGÚN. / julio . 05, 2019.

En el conflicto entre policías federales y gobierno federal, las cosas podrían empeorar, al mantenerse radicales con sus posturas ambos bandos en conflicto.

Un grave error ocurrió, provocado por dos de los policías federales inconformes, cuando se pidió la participación de Felipe Calderón como interlocutor de sus demandas.

De esa forma concedieron la razón al presidente López Obrador, quien señala la aparición de una “mano negra” detrás del paro convocado por este cuerpo policiaco que exige se respeten sus derechos en su eventual incorporación a la Guardia Nacional.

Y aunque la propuesta fue desechada de inmediato por el grueso de los inconformes, la duda quedó inserta en este diferendo, en el que ninguno de los grupos en pugna parece querer aflojar en sus posiciones.

El presidente arrima más leña a la lumbre, al reiterar sobre lo podrido de la corporación, y recuerda que en 18 meses deberá desaparecer como tal.

Por lo pronto, Miguel Ángel Osorio Chong, senador de la República por el PRI, negó ser el titiritero de este teatro guiñol, y rechazó cualquier alusión a su persona en esta trama.

Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Pública y Ciudadana, aprovechó el lapsus de la propuesta por Calderón, para remarcar que no es una casualidad que los inconformes pidan la participación de Felipe Calderón.

En los dos frentes en pugna, el gobierno federal mantiene su postura de que los salarios y prestaciones de los federales serán respetados, que no habrá despidos y que la incorporación a la Guardia Nacional es voluntaria.

La constante desde el gobierno federal es que hay grupos de interés que son los que están detrás de esta protesta surgida el miércoles, mientras que el presidente de la República recalca que las cabezas de este movimiento no pertenecen a la Policía Federal, sino a otros grupos; y advirtió que los que decidieron salirse de la Guardia Nacional no perderán su empleo, pero no podrán regresar a ese cuerpo de seguridad, ya que se trató de una indisciplina de su parte.

Comienzan a circular versiones sobre la identidad de los líderes de esta protesta y se destaca que uno de ellos (Ignacio Benavente Torres) estuvo preso por secuestro, y otros más representan intereses de empresas tecnológicas y gasolinerías con las que se tienen contratos de compra de estos insumos.

Y mientras la Policía Federal continúa con sus protestas y demandas, la Guardia Nacional inició operaciones en Iztapalapa, alcaldía en la que curiosamente se encuentran las principales oficinas de la Federal.

Esperamos que se pueda resolver en buenos términos y que el gobierno federal mantenga su palabra de no ejercer represalias en contra de nadie.

2. Solamente fue que Alejandro Rojas Díaz Durán recibió la sentencia favorable que le regrese sus derechos como consejero de Morena, para que nuevamente enfocara sus baterías en contra de la dirigente nacional del partido Yeidckol Polevnsky, a la que acusó de estar fraguando una simulación democrática en la elección de los nuevos dirigentes del partido, e incluso está violando la Constitución al mantener cerrado el padrón de afiliaciones. Rojas Díaz Durán se mantiene en pie de guerra en su intención de convertirse en el dirigente de ese partido a nivel nacional.

 

ramonzurita44@hotmail.com

Te puede interesar