23 julio 2019
El Popular

Terminó la universidad, ¿y ahora qué sigue?

Por Diana N GUERRERO . / junio . 23, 2019.

Puebla es uno de los estados con mayor número de universidades a nivel nacional, lo cual nos convierte en una de las entidades con mayor oferta de profesionistas calificados para un empleo formal.

Sin embargo, ¿tenemos oportunidades suficientes para que estos jóvenes puedan empezar su vida laboral?

De acuerdo a los reportes del último trimestre elaborados por México, ¿cómo vamos? Con datos del Inegi, el ritmo de creación de empleo formal ha disminuido a nivel nacional. Es decir, entre abril de 2018 y de 2019 se generaron 504 821 empleos, alcanzando un total de 20 378 927. Es un incremento de 2.5 por ciento en términos anuales. Sin embargo, es necesario crear al menos 100 mil empleos nuevos mensuales, para poder incorporar a los jóvenes que ingresan a la Población Económicamente Activa (PEA) y reducir la informalidad.

Ante este escenario, ¿qué pueden hacer los jóvenes recién graduados?

A continuación, les presento algunas recomendaciones para incrementar sus posibilidades de éxito en la búsqueda de una oportunidad profesional.

  1. Tener listo tu perfil profesional y tu CV

Recuerda que el Curriculum Vitae u Hoja de Vida es una de las principales herramientas para la búsqueda de oportunidades profesionales. Es tu primera carta de presentación ante los empleadores, por lo cual es importante incluir datos de contacto, listado de competencias, experiencia profesional, idiomas, conocimientos técnicos y proyectos académicos, ya que esta información les servirá a los reclutadores para validar si tu perfil es viable para el puesto al que estás aplicando.

El CV es parte de tu reputación profesional, por lo cual es muy importante ser honesto respecto a la información que plasmes en él, y no generar expectativas que no podrás cumplir en un futuro.

  1. Tener claro qué tipo de oportunidad estás buscando y qué puedes ofrecer

Es importante ser consciente de las competencias y habilidades que te caracterizan; es decir, saber para qué eres bueno y aplicar a las vacantes que soliciten esas competencias. Con esto harás la vida más fácil para un reclutador e incrementarás las posibilidades de que te llamen para una entrevista. Como dato curioso, en ocasiones aplican más de 100 personas para una misma vacante, de las cuales el 80 por ciento no cumplen con el perfil que se requiere para el puesto.

Trata de no comentar el error de aplicar a una vacante tan sólo porque cumple el rango de sueldo que estás buscando.

  1. Investiga sobre la empresa, sus oportunidades de crecimiento, clima laboral y plan de carrera

Y hablando de sueldos, el factor económico no siempre es lo más importante. Mi recomendación es hacer un análisis completo de las oportunidades que te puede dar una empresa: rotación de puestos nacional e internacional, días de vacaciones, prestaciones adicionales a las de la ley y capacitación, entre otras.

Investiga qué proyectos está desarrollando o sus planes a futuro. Una empresa que está en crecimiento también ofrecerá oportunidades de crecimiento en el corto plazo; conoce cómo es su estructura organizacional. Si es una empresa con pocos niveles jerárquicos, es más probable que ofrezca crecimiento horizontal; es decir, será más probable cambiar de área que tener un puesto de mayor rango.

Utiliza redes sociales, LinkedIn, Facebook, Twitter, para conocer cómo es el clima laboral de una empresa; identifica si sus empleados están a gusto y hablan bien de su organización. Pregunta a tus amigos y conocidos sobre los valores de las empresas y el clima laboral, ya que estos factores intangibles repercuten directamente en tu desempeño y productividad. Empleados felices generan mejores resultados.

  1. Utiliza las redes sociales a tu favor

LinkedIn es la red más utilizada por los empleadores para buscar talento en nuestro país. Si aún no tienes tu perfil en esta red profesional, es importante que destines tiempo para crearlo. Sé selectivo con la información que vas a plasmar, cuida la calidad de tu fotografía, la ortografía y el contenido. Además, aprovecha la oportunidad para conectar con compañeros de universidad y profesores; pídeles una recomendación o que te conecten con su red.

Haz el ejercicio de poner tu nombre en algún buscador e identifica la información que arroja esta búsqueda. Valida las fotos que aparecen y el nivel de acceso de tus publicaciones, ya que esta información es tomada en cuenta por los reclutadores durante un proceso de reclutamiento y selección.

Recuerda: buscar trabajo también es un trabajo.

Directora de Vida y Carrera, Región Sur y Puebla

Liderazgo y Formación Estudiantil

Tecnológico de Monterrey

Twitter: @ndiana_guerrero

LinkedIn: https://mx.linkedin.com/in/dguerrero

Te puede interesar