18 julio 2019
El Popular

La Vecindad

La Vecindad

Por Redacción. / junio . 19, 2019.

Vecinos, ¿Qué tal la combinación de baches y aguaceros? Imagino que muchos pensaron, como yo, rentarle a Noé su arca, o de a perdis una trajinera para navegar por el Bulevar 5 de Mayo, ese mismo que se convierte en el río más transitado de la ciudad, y con concreto hidráulico, ese material casi indestructible. ¡No se rían!

Les cuento que los panistas ya pueden respirar un poco más tranquilos. ¿Por qué? Pues dicen que el aún dirigente del PAN en la ciudad de Puebla, Pablo Rodríguez Regordosa, no quiere reelegirse en el cargo. ¡Aleluya! Esta noticia, como muchos imaginan, les vino de perlas a muchos militantes del blanquiazul porque creen que lejos de mejorar el partido, Regordosa los estancó, y advierten que los resultados del 2 de junio no son obra del “líder”. ¿La derrota? ¡No! Los resultados en la capital donde ganó Quique Cárdenas.

Justamente por eso no hay muchos que se sientan tristes ni decepcionados, sino todo lo contrario, porque esperan que alguien mejor llegue a tomar las riendas de su partido. Como dice la canción: ¿Quién será quien les dé su amor? ¿Quién será? ¿Quién será? Algunos apuntan a Lalo Rivera, otros a la doña Anatere. Lo que sí es cierto es que parece que el ala tradicional del PAN está de vuelta. ¿Cómo la ven?

Ahora sí que los hombres de negocios se volaron la barda, porque ahora resulta que el Consejo Coordinador Empresarial ya otorgó su aval para que el gobernador electo Miguel Barbosa divida la Secotrade. ¡Tómenla! Cuentan que Carlos Montiel era uno de los más renuentes a las propuestas del que será próximamente mandatario estatal, pero ahora ya es un converso y convencido de que Barbosa es el mero mero, y muchos dicen que hasta de apóstol la hace.

No es que esté mal que cambie de opinión, sino que no explique por qué en el 2018 veía ciertos “asegunes” a las propuestas barbosistas, y ahora las considera de última generación. Ya saben lo que dice: un día te gusta el azul, otro día el guinda. ¿O no?

¡Qué les cuento! Que la mentada reconciliación en Puebla no llegará hasta el Instituto Electoral del Estado.

El líder de Morena en el Congreso local, Gabriel Biestro, ya alzó la voz para decir que sí o sí quieren sancionar a los consejeros electorales, comandados por Jacinto Herrera, por lo que sucedió en el 2018 durante el proceso ordinario y que en buena medida atribuyen a este organismo.

Lo bueno para los señalados es que, de acuerdo con la ley vigente, los diputados poblanos no poseen atribuciones para destituir o castigar a los miembros del IEE, pero eso no quita que los quieren ver fuera.

Pero si no son nada rencorosos, ¿verdad?

¿La última? Pues resulta que la gerente del Centro Histórico de Puebla, Lilia Antonia Martínez y Torres cuenta como si fuera un chistorete que hay casas ruinosas que son parte de los bienes en franco deterioro de la ciudad y que representan un riesgo de derrumbe en esta temporada de lluvias, pero en realidad no tiene ni la menor idea de qué hacer frente a este problema.

Ella dice que ya ha notificado a los supuestos dueños de las casonas, pero no responden y como son muy conciliadores no tomarán ninguna medida; es decir, que las casas se caigan, ¡a ella qué!, ¡la ciudad qué! Todo puede esperar.

Te puede interesar