18 julio 2019
El Popular

De frente y de perfil

Investigación a expresidentes

Por Ramón ZURITA SAHAGÚN. / junio . 19, 2019.

Finalmente se regresa al origen: que el pueblo decida si debe investigarse a los expresidentes de México, como se había previsto desde un inicio.

El presidente López Obrador había adelantado desde el inicio de su gobierno que sería el pueblo el que acudiría a votar para definir si se procedía o no, mediante una investigación, sobre los abusos cometidos por los exmandatarios.

La fecha prevista era el 21 de marzo y aunque definido el día, se pospuso, por considerar que no estaba madura la idea, ni la forma en que se actuaría.

El tiempo pasó y ahora, cuando saltan a la luz pública versiones sobre la presunta participación de Enrique Peña Nieto en la compra de Fertinal, y hasta se menciona la posibilidad de un soborno al exmandatario para la aprobación de la adquisición en el precio pactado (muy por encima de su valor), se retoma la viabilidad de que sea el pueblo el que decida si se revisa la actuación de los expresidentes del período neoliberal.

Enrique Peña Nieto reaccionó de inmediato para deslindarse de todo tipo de acusaciones, argumentando que no es la primera ocasión que se pretende inculparlo de mala fe y sin fundamento alguno. “Mienten,” dijo el expresidente en un mensaje circulatorio por redes sociales.

Claro que eso sería distinto a la investigación que eventualmente se sigue en Estados Unidos sobre el mencionado soborno, y se ampliaría hacia Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón.

De acuerdo con el Ejecutivo federal, no se ha recibido ninguna notificación del gobierno estadounidense sobre la investigación a Peña Nieto.

López Obrador insistió en que no es una persona de venganzas, por lo que no actúa en consecuencia, aunque su propósito primordial es el de eliminar la corrupción del país.

Sin embargo, la percepción de gran parte de la población sobre el gobierno anterior es la de un gran saqueo, donde el beneficio fue para los principales operadores del gobierno y algunos mandatarios estatales.

De acuerdo con ellos, se debería actuar, buscando recuperar parte de los beneficios obtenidos mediante el ejercicio del poder público.

Por lo pronto, el escándalo Fertinal podría salpicar a algunos otros personajes que pudieron estar envueltos en esta triquiñuela, que según la Fiscalía General dejó ganancias escandalosas a los participantes en la compra.

El abogado (Javier Coello Trejo) de Emilio Lozoya Austin se encuentra empeñado en llamar a declarar, en descargo de las pruebas de su defendido, al expresidente Peña Nieto y a los miembros del gabinete presidencial que respaldaron la compra de la planta de fertilizantes.

De acuerdo con ello, los primeros en ser investigados y llamados a declarar, además del exmandatario de la República, serían los entonces secretarios de Energía, Pedro Joaquín Coldwell; y de Medio Ambiente, Juan José Guerra, así como todos los miembros del Consejo de Administración de Pemex.

2. La suspensión de los amparos para no ser detenidos, interpuestos por Emilio Lozoya Austin y su hermana Gilda Susana, dejan en total estado de indefensión a la hermana del exdirector de Pemex, acusada de lavado de dinero. La Fiscalía cuenta con la información aportada por los anteriores propietarios de la casa de Lomas Bezares de cómo se realizó la operación de compra-venta.

 

Email: ramonzurita44@hotmail.com

Te puede interesar