16 julio 2019
El Popular

Cuentos y sólo cuentos

Por Invitado . / junio . 16, 2019.

Han pasado más de seis meses y lo bueno de este gobierno es lo mal que está trabajando. Muy rápido ha bajado la popularidad del presidente de la República, aunque todavía tiene un gran porcentaje de gente que lo respalda. Pero sí ha bajado de popularidad ya que en sus decisiones ha perjudicado a la mayoría de los mexicanos.

La verdad es que nosotrosya estábamos cansados de los malos gobiernos de nuestro país. Y el señor presidente, Andrés Manuel López Obrador,supo aprovechar lo que la gente estaba pidiendo, se basó en la necesidad de la gente para decirles solo lo que ellos querían escuchar. Entró en los oídos de la gran mayoría abusando de la necesidad de un cambio.

Así, 30 millones de mexicanos votaron por él con la esperanza de que cambiara verdaderamente las riendas de este país. Pero la sorpresa fue que al inicio de su gobiernolos despidos de los trabajadores incrementaron, la desaparición de algunos programas que ayudaban a las personas más necesitadas(como los comedores comunitarios, la desaparición de las instancias infantiles)y eliminó el Ramo 23 que era el que se ocupaba para realizar obras de alto impacto.

Me adentraré en el caso de la educación, donde el presidente de la República ha repartido becas para los jóvenes que están en las preparatorias y en las universidades: Becas “Benito Juárez” y “Escribiendo el futuro”.

En este caso, los jóvenes integrantes a la Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios “Rafael Ramírez” (FNERRR) han realizado una serie de movilizaciones a nivel nacional para exigir que se entreguen las becas prometidas por el presidente. Son más de 30 mil estudiantes de la federación que estudian en el bachillerato y que no cuentan con el apoyo prometido.

Y cuando la gente sale a reclamar lo que prometió el presidente lo único que él dice es que le dejaron un país en la quiebra. Es el remedio perfecto para calmar a las masas, mientras al mismo tiempo le dice a la gente que va a acabar con la corrupción.

Actualmente, hay miles de mexicanos que todavía no son censados para los apoyos, pero que tampoco cuentan con el apoyo que antes tenían, como Prospera. Lo que provoca es que la gente se ha estado quedando desempleada, sin salarios dignos, sin obras de alto impacto y todavía pagan impuestos. Todavía no se ve ni una pisca del afán de querer acabar con la pobreza.

Pareciera que quiere acabar con la pobreza solo con una “varita mágica” mientras muestra las tarjetas milagrosas enfrente de los mexicanos cuando da sus discursos, ya que parece que sus propuestas solo quedan en los discursos. Todo esto pasa mientras México es el país de las desigualdades, en el que los mexicanos más acaudalados (el 1 por ciento de la población) concentran el 43 por ciento del total de la riqueza, mientras que 55.3 millones de personas tienen que elegir entre alimentarse a sí mismas o alimentar a su familia (son datos de la OXFAM).

Por otro lado, el sector de la salud está por los suelos: también se le han recortado recursos para ser destinados a la entrega de dinero. El pueblo mexicano está ahora sin obras de alto impacto que realmente mejoren su calidad de vida y sin poder reclamar lo que se le prometió, y es que siempre hay una salida para el señor presidente.

Siguiendo con el tema de la educación, en México todavía hay muchas escuelas que necesitan buenos salones para que los jóvenes puedan tomar clases decentes, además la educación es de muy mala calidad ya que en muchas ocasiones no hay instalaciones para recibir clases.

Entonces los jóvenes se encuentran sobre dos males, no han recibido las becas prometidas y no cuentan con salones y escuelas dignas para poder recibir clases.

¿A dónde va la política del actual presidente de la República? ¿Acaso su papel es tratarnos de engañar con falsas promesas de acabar con todos los males del país mientras que al mismo tiempo hace todo lo contrario? ¿Piensa que al pueblo mexicano lo puede venir a engañar y hacerle creer que todo lo que sale por su boca es verdad? Pues para nada es así.

Cada vez son más los mexicanos que se están dando cuenta de la realidad, que es la de no acabar con la pobreza a través de la corrupción, y que estarán buscando una alternativa para poder salir de la pobreza en la que viven. Y es que el Movimiento Antorchista ha estudiado cómo acabar con los males del país y son cuatro puntos, que no fueron sacados de la manga, sino que fueron estudiados muy detalladamente, que son una política fiscal progresiva, es decir que pague más el que gane más y viceversa; reorientación del gasto social para viviendas, pavimentaciones, agua potable, drenaje y escuelas; trabajo para todos y mejores salarios.

Nosotros, como organización, si queremos un cambio verdadero para todos los mexicanos y les queremos decir que vengan a conocernos y sabrán que solo unidos y organizados podemos cambiar las riendas de este país. Y sé que muchísimos mexicanos pensaron que realmente iban a suceder cambios importantes en beneficio de los pobres con este nuevo gobierno, pero las cosas no fueron así. Es por eso que el Movimiento Antorchista está dispuesto a tomar la batuta.

 

 

Te puede interesar