18 junio 2019
El Popular

La Moviola

Solteras: más allá del matrimonio

Por Noé IXBALANQUÉ BAUTISTA. / junio . 12, 2019.

Son los determinismos sociales los que configuran la existencia de cada uno de los miembros de la sociedad, ubicándonos en algún lado de la delgada línea artificial que separa lo correcto de lo incorrecto, para con ello ser juzgados en nuestro estar/ser en el mundo. Por lo menos eso parece interesar a Luis Javier Henaine en su segundo largometraje Solteras (México, 2019) con Cassandra Ciangherotti y Gabriela de la Garza e Irán Castillo entre su reparto.

Después de un largo noviazgo, la clasemediera y treintona Ana (Cassandra Ciangherotti) no sólo no recibe el ansiado anillo de compromiso, sino que han terminado con ella. En su desesperación por no quedarse solterona, Ana toma un curso para conseguir marido, donde aprende de Lucila (Gabriela de la Garza) la denominada love coach de tal curso, a verse y sentirse bien para los hombres y así lograr el mismo cometido del resto de sus compañeras del curso: casarse y ser feliz, según los cánones sociales. Y todo comienza a salir bien; sin embargo, hay algo que a Ana no le satisface del todo...

Sin caer en la trampa del feminismo radical y determinante, Henaine nos presenta una comedia para reflexionar el papel de la mujer en un mundo en plena transformación. Los resabios de los determinismos sociales de épocas pasadas, que fueron funcionales en su momento, ahora se ponen en tela de juicio. Esos resabios aún prevalecen en las familias de la clase media alta mexicana, de aspiraciones conservadoras, pero que son anacrónicas a los tiempos del neoliberalismo, de la inmediatez y de la libertad del ser en un marco de egocentrismo muy arraigado. Así, la aspiración de ser una feliz ama de casa con un marido trabajador para crear una estable familia a los ojos de la sociedad, poco a poco deja de ser legítima, funcional y especialmente otorgadora del sentido de vida. Y sin embargo, la idea de recibir un anillo de compromiso en un evento especial permanece en el imaginario colectivo de este sector de la sociedad mexicana.

A pesar de algunos gags forzados, el guion del propio Henaine logra armar bien el arco dramático del personaje, para compartir con ella los absurdos actos de querer vivir según los determinismos sociales, cuyo tono de comedia alivia un poco el patetismo de esos actos. Pero también ese arco dramático parte, y no lo abandona, del egocentrismo de Ana, que vive en la inmediatez de sí misma, lo que le impide contemplar la vida y sus múltiples posibilidades para intentar vivir más allá de sí misma y de sus ideas, que son de su sociedad, pero no de ella. De ahí lo interesante de su final, que como la vida misma, nunca es un trabajo terminado cuando se está en constante búsqueda.

El destacado trabajo de Cassandra Ciangherotti otorga una dimensión un tanto diferente a un personaje que ya hemos visto en el cine mexicano, pero ahora el tono de antiheroína en una cinta de comedia romántica permite un contraste que hace destacar al personaje y con ello la historia. Ana es una mujer de ideas románticas, de buena familia, con una educación y un trabajo envidiable; pero que se emborracha a la primera provocación, que agrede a quien no piensa como ella y que no escucha. Recordemos que no hay historia sin personaje, pero la fuerza de un personaje lo tiene la interpretación de la actriz que lo encarna. Así, las dinastías Ciangherotti y Soler muestran la casta en la figura de Cassandra, y que unida a otra dinastía, la Henaine, logran una comedia poco más allá del promedio del cine mexicano actual.

Las pantallas se han infestado de cine mexicano comercial mediocre, que busca la taquilla fácil con comedias superficiales y de fórmula. Si bien Solteras no se desprende del todo de esta tendencia, se puede percibir la intención de su director de ir más allá de la fórmula convencional, para recuperar un discurso original del feminismo sin confrontaciones fatuas y estériles, que dividen más en lugar de solucionar tal separación. Solteras es una búsqueda, desde el mundo clasemediero y hípster de la colonia Condesa, del sentido de ser mujer ahí, en ese mundo, y entonces existir más allá de los determinismos sociales, más allá del matrimonio.

Te puede interesar