18 junio 2019
El Popular

Tómelo con calma

Frenar al elefante (IMSS)

Por Fernando MORA. / junio . 12, 2019.

En días recientes tuve la oportunidad de platicar con un directivo del área médica del Instituto Mexicano del Seguro Social; quien me pidió reservar el nombre, pero explicó claramente lo que ha sucedido en el último semestre en la institución. Si bien los movimientos del cierre de sexenio anterior con dos cambios de directivos, sin duda trastornan a una institución, cuando se decide parar un elefante de avanzada edad, cuyos movimientos son lentos y muy tortuosos, se debe asumir la consecuencia que ello conlleva. Así es como se explica que el determinar la suspensión de tratamientos de quimioterapia, diálisis y VIH, ha sido un colapso para la institución.

Así las cosas, ya en el interior del instituto se vislumbra como el principal reto para Zoé Robledo administrar la crisis y el control de daños, por las demandas y denuncias que entre agosto y octubre del presente año habrán de presentar familiares de los asegurados, que ante la suspensión de tratamientos podrán complicar su situación o incluso llegar a perder la vida. La renuncia de Germán Martínez a la institución no debe librarle de la responsabilidad que administrativamente proceda para él y sus funcionarios, ante los errores que representan frenar la operación de una institución como el Seguro Social.

Tómelo con interés. En el primer trimestre del 2019 se registraron en México apenas 121 nuevas empresas con capital extranjero, la menor cantidad en 27 años para un periodo similar, según información del Registro Nacional de Inversiones Extranjeras. La cifra de la Secretaría de Economía es sólo el 27 por ciento de las 442 compañías que llegaron en los primeros tres meses del 2018, y sólo mayor a las 114 del mismo lapso de 1992. Qué lamentable que en lugar de que México fuera autosuficiente, y no requiriera en estos momentos pedirle favores a alguien, habiendo tanto desempleo, y tanto nini a los que sale carísimo mantener, así como poco pueblo que trabaja, se hace indispensable el recurso proveniente del exterior.

Tómelo como trago amargo. Norelia Hernández, madre del joven secuestrado y asesinado Norberto Ronquillo, quién había culminado sus estudios de mercadotecnia internacional en la Universidad del Pedregal, exclamó entre lágrimas: “yo venía a recoger el diploma de mi hijo, el certificado de su licenciatura, y ahora me llevo su certificado de defunción”. Si esta frase no sacude a las autoridades y a toda la sociedad, estamos mal. Sabido es que los límites de Tlalpan, Coyoacán y Xochimilco, en un radio de diez kilómetros, son foco rojo de este tipo de delitos. En lo que va del 2019 se han registrado cinco casos más en la zona. Las autoridades parecen hacer oídos sordos al clamor de ¡Ya basta a la inseguridad! de los ciudadanos. Es hora de que tomen cartas en el asunto y realicen las acciones necesarias para erradicar la inseguridad en la Ciudad de México, y velar de inmediato por el bienestar y tranquilidad de los habitantes de esta megalópolis.

 

Te puede interesar