18 junio 2019
El Popular

La corte de los milagros

Enrique Cárdenas: simulación y verdades a medias

Por Rodolfo RUIZ. / junio . 12, 2019.

El excandidato del PAN, PRD y MC a la gubernatura de Puebla tiene razón en afirmar que su campaña sufrió “fuego amigo”, debido a que varios de los dirigentes y militantes de estos partidos apoyaron a Miguel Barbosa y no a él; y en criticar la simulación que se dio durante el proceso de acreditación de representantes generales y de casilla.

Sin embargo se equivoca rotundamente cuando asegura que los partidos no le permitieron a él ni a Sumamos —la organización que encabeza quien fuera su coordinador general de campaña, Gabriel Hinojosa Rivero— nombrar representantes.

Dicha acusación es una mentira monumental, comenzando porque Sumamos sólo pudo conseguir 70 representantes de los 200 que ofreció, para un universo de 7 mil 671 casillas en toda la entidad.

Es decir, Gabriel Hinojosa y Sumamos no fueron capaces de acreditar siquiera al 1% de representantes que se requerían para cuidar la totalidad de las casillas que se instalaron en las elecciones extraordinarias del 2 de junio.

Para corroborarlo, Enrique Cárdenas no tendría más que revisar los registros y reportes del Instituto Nacional Electoral (INE), o pedirle a su coordinador general de campaña la minuta de la sesión del 14 de mayo de los comités de tierra, y de evaluación y seguimiento.

Si lo hace podrá darse cuenta que en realidad el partido que “le vio la cara” fue el que lo invitó a ser su candidato inicialmente, Movimiento Ciudadano (MC), ya que de las 7 mil 700 casillas que ofreció cubrir con propietario responsable en los 15 distritos, sólo tuvo 196 el día de la jornada electoral.

En la minuta de ese día el enviado de MC a la sesión, Jesús Flores, informó que ya tenían reportados ante el INE al 65 por ciento de los representantes, es decir a 7 mil, pero que llegarían a 9 mil 424 registros, para tener incluso a más de 2 mil suplentes.

Por supuesto, mintió y engañó a todos.

Dora Luz Sánchez, del PRD, dijo tener 429 casilleros propuestos y 15 representantes generales. El día de la jornada electoral, los perredistas sólo llegaron a 601.

Óscar Cabildo, del PAN, se comprometió a cubrir el 100 por ciento de las casillas con propietario y el 30 por ciento con suplentes. Finalmente sólo abarcó el 98 por ciento, pero el día de las elecciones sólo llegó el 78 por ciento de los casilleros.

Itzel Ríos, de Sumamos, informó en esa reunión, efectuada en las oficinas del Comité Ejecutivo Estatal del PRD, que su organización tenía una base de 200 personas para registrar, y de esas 70 ya contaban con expediente para ser acreditados como representantes de MC.

Al final Sumamos sólo contribuyó con 70 casilleros. Ni el PAN ni el PRD se rehusaron a acreditar a sus representantes por una sencilla razón: carecían de más prospectos para ser representantes de casilla.

Si el exrector de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) cree que en las elecciones intermedias del 2021, Sumamos —que actualmente gestiona su registro como partido estatal— será su plataforma política para ganar alcaldías y diputaciones locales, la verdad es que se está equivocando.

Sumamos no es lo que Enrique Cárdenas cree. Gabriel Hinojosa es un político idealista y bien intencionado, pero sin cuadros ni operadores para conformar una estructura estatal, ni siquiera en la zona metropolitana.

Y los 70 ciudadanos que apenas pudo conseguir para acreditarlos como representantes de casilla, así lo confirman.

Si Enrique Cárdenas de verdad quiere ganar la alcaldía de Puebla en 2021, la única oportunidad que tiene de hacerlo es como candidato del PAN. Él le suma al PAN y el PAN le suma a él. Cualquier otro binomio es una utopía.

Te puede interesar