18 julio 2019
El Popular

De frente y de perfil

El meme del PRI

Por Ramón ZURITA SAHAGÚN. / junio . 03, 2019.

La figura de los memes se ha convertido en una insustituible muestra del poder de las redes sociales, ya que deja ver en forma descarnada el pensar y opinar de miles de seguidores de esta moderna forma de comunicación; algunos de ellos que se dejan influir por estas versiones.

Es cierto que muchos otros solamente la observan con una muestra mordaz de crítica y la hacen circular, para entretenimiento de otros que encuentran de esta forma una fuga para sus emociones, rencores y hasta aplausos, según sea el caso.

Uno de los más recientes memes hace alusión en forma mordaz al hoy alicaído Partido Revolucionario Institucional, del que destacan que a propósito de sus afiliados, ahora será la ficha roja de Interpol su nueva credencial de elector.

Inmerso en una crisis por el rechazo de los ciudadanos en las urnas y por la disputa del poder entre los grupos que cuentan todavía con algo de presencia, especialmente en los 12 estados que gobiernan, los priistas observan c{omo con mayor frecuencia varios de sus políticos de prosapia son acusados de delitos varios, principalmente los relacionados con corrupción, desvío de recursos y abusos de autoridad.

Como si les hiciera falta, dos personajes que en el pasado reciente gozaron de gran presencia, se encuentran acusados de delitos por lo que una (Bárbara Botello) ya fue detenida y enfrentará el proceso en libertad; y el otro (Emilio Lozoya) cuenta con orden de detención y se encuentra prófugo.

Bárbara es una destacada priista que logró lo que ninguno de sus compañeros de partido en veinticinco años: arrebatarle al PAN la alcaldía de León, Guanajuato, la más importante del estado en población y economía.

Ella ganó en las urnas la plaza que desde el triunfo del panista Carlos Medina, en 1988, los priistas habían perdido y, por ende, la gubernatura a la que desde hace 28 años no accede ningún priista.

Bárbara se convirtió en una rara especie de priista, a la que algunos criticaban por ser joven, guapa, elegante y bien posicionada entre el electorado, pero a la que los priistas le cerraron el camino para ser su candidata al gobierno estatal, cediendo la posición para otro personaje que simplemente nadie conocía en el estado, pero era dirigente de uno de los sectores del partido.

Tal vez los dirigentes priistas ya conocían estos antecedentes de Bárbara y por eso le frenaron su ascenso. Hoy Bárbara fue detenida y enfrentará proceso en libertad por el delito de peculado.

Lo de Emilio Lozoya es más complicado, ya que está acusado de triangulación de recursos y uso de prestanombres, y aunque ya logró un amparo para evitar su detención, ya se emitió la ficha roja para su localización.

Emilio Lozoya es hijo y nieto de priistas distinguidos, ya que su padre fue secretario de Energía y su abuelo gobernador interino de Chihuahua, mientras que él fue uno de los funcionarios cercanos al presidente Enrique Peña Nieto.

Los dos personajes en cuestión tendrán que ser juzgados antes de ser declarados culpables de los delitos de los que se les acusa, pero sus nombres se adjuntan a los de César Duarte, Javier Duarte, Mario Marín, Roberto Borge y otros más que se encuentran presos o prófugos; y de otros más que son señalados como responsables de delitos varios, todos ellos con militancia priista.

 

ramonzurita44@hotmail.com

Te puede interesar