15 junio 2019
El Popular

La corte de los milagros

La tentación del millón de votos

Por Rodolfo RUIZ. / mayo . 29, 2019.

Lo que el domingo 2 de junio estará en juego en las elecciones extraordinarias no será el triunfo de Miguel Barbosa Huerta, candidato a la gubernatura de Puebla de la coalición Juntos Haremos Historia, sino su legitimidad en función del número de votantes que salgan a las urnas.

De que Miguel Barbosa ganará los comicios, no hay ninguna duda. Por supuesto no con los 35 y hasta 50 puntos de diferencia que algunas casas encuestadoras pregonan, con un propósito inequívocamente propagandístico.

Lo que está en duda es cómo, con cuántos votos y con qué nivel de participación ciudadana; es decir, si dejará a los electores en libertad de acudir o no acudir a las casillas, aceptando un abstencionismo que pondría rondar el 60 por ciento, como prevén algunos expertos; y sin que sus operadores recurran a estrategias de movilización, acarreo y compra de votantes.

El problema es que si los pronósticos se cumplen, la participación ciudadana será escasa, y esta situación podría provocar que en la jornada electoral del domingo sí obtenga más del 34.1 por ciento de los sufragios —que computó en los comicios del año pasado frente a Martha Erika Alonso—, pero no el millón 31 mil votos que sumó en esa elección.

Frente a tal circunstancia, no han faltado los operadores que en aras de quedar bien con el abanderado de la coalición formada por Morena, PT y PVEM, ganarse sus afectos y demostrarle su poder de convocatoria y movilización, han planteado hacer lo necesario para que Barbosa Huerta alcance más de un millón de sufragios, y que el 70 por ciento de éstos provengan de municipios fuera de la capital del estado.

La legitimidad que busca el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia quizás no la obtenga en las elecciones extraordinarias, sobre todo si el abstencionismo se ubica en niveles del 60 por ciento, pero no por eso debe caer en esa tentación.

La legitimidad de su triunfo, aun con una participación baja, puede construirla —en una primera etapa— con una jornada electoral limpia, sin incidentes que la empañen y sin prácticas de acarreo, y con flujo de información continua y constante en el Programa de Resultados Electorales Preliminares, y con la totalidad de las actas de cómputo de casillas.

Y ya después con acciones, comenzando por los integrantes de su gabinete, que tendrían que ser personajes reconocidos y de buena reputación, con conocimiento y experiencia en las áreas que tendrán bajo su responsabilidad. Lo menos importante, si son honestos y competentes, es que sean originarios de Puebla o militantes de Morena o de alguno de los partidos que conforman su coalición.

La exdiputada local, exdirigente estatal del PRD y exbarbosista Socorro Quezada Tiempo, trabaja ahora en la constitución de un nuevo partido nacional de izquierda.

De hecho, a ella se le asignó la organización y preparación de la asamblea estatal constitutiva de lo que será el Partido Amplio de Izquierda Social (PAIS), de aquí a la primera quincena de diciembre de este año.

De las 84 asociaciones políticas que solicitaron al Instituto Nacional Electoral (INE) su registro como partidos políticos, tres se sumaron a los promotores del PAIS, entre quienes destacan el expresidente del Consejo Nacional del PRD, Camilo Valenzuela Fierro, la feminista Mónica Soto Elízaga y el expresidente municipal de Neza, Juan Hugo de la Rosa.

Localmente, los organizadores del PAIS son Socorro Quezada y el también experredista y exmilitante del PSUM Porfirio Palestina Ventura.

Te puede interesar