16 junio 2019
El Popular

La Vecindad

La Vecindad

Por Redacción. / mayo . 27, 2019.

Vecinos, seguro ya están celebrando que por fin concluyeron las campañas. Ahora todo se resolverá en la tómbola del 2 de junio. ¿Ya tienen su candidato favorito? ¿Creen que ganará su gallo? ¿Van a ir a votar? Todas son preguntas, válidas y todas sus respuestas son un misterio. Por las dudas, yo ya ando armando una quiniela en la vecindad. ¿Le entran?

En la vecindad teníamos claro que Quique Cárdenas tuvo la oportunidad de llegar con mejores números a la última semana de campañas, pero fue su mismo equipo quien le puso el pie. Simple y sencillamente el candidato no supo cómo poner orden en un partido que no es el suyo, donde sus ideas nunca tuvieron la suficiente fuerza para formar parte de la estrategia. A los panistas y perredistas nunca les causó gracia que Quique pateara el pesebre cada vez que le daba en gana expresar su voz “ciudadana”. Y, a los pocos, pero genuinos simpatizantes que sumaron durante todo este amplio periodo político, tampoco les encantó que incorporara a su campaña la línea discursiva de “otra vez” vamos a ganar.

Cárdenas llegó a tener simpatizantes tan listos que quererlos engañar de esa manera fue ofensivo; al menos eso nos han contado, y es ahí donde perdió adeptos. No fue un buen candidato, pero si lo hubiera intentado quizá le habría puesto más sabor a esta contienda.

Y de Beto Jiménez Merino mejor ni hablamos. A él lo traicionaron casi todos y su dirigente estatal del PRI, Lorenzo Rivera, fue uno de los elementos clave para que el otrora partidazo se desmoronara. Incluso nuestros vecinos de la Sierra Norte nos cuentan que allá no lo quieren ni tantito, pues ha quedado a deber muchos favores, y en el resto del estado su base ni lo reconoce.

El que sigue envalentonado es Mike Barbosa, que hasta en su cierre de campaña se aventó a decir que cuando gane la gubernatura el triunfo se lo dedicará a Andrés Manuel López Obrador. ¿Cómo la ven?  Y además se aventó el grito de batalla de la tan mentada 4T, con un mensaje para sus adversarios: “Para los que dijeron que Barbosa no iba a aguantar, aquí estoy y voy a ganar. Este ganso no se cansa. Gansos y gansas del estado de Puebla con su voto vamos a ganar. Me canso ganso”. ¡Ah, qué la gansada!

Eso sí, lo que es todo un misterio en esta vecindad es hacia dónde inclinaron su preferencia de voto los 11 puntos  —sí, leyeron bien: ¡11 puntotes! de vecinos indecisos—, pues la empresa especializada en la realización de consultas de opinión pública Massive Caller dio a conocer que del 1 de abril, día en el que se registró el más alto porcentaje de personas que aún no sabían por quién iban a votar en esta elección (33.7 por ciento) hasta el 25 de mayo, el número de indecisos se redujo (22.3 por ciento), y en esa diferencia hay un numeral importante que ya le entregó su corazoncito algún candidato.

El próximo miércoles que concluya oficialmente la propaganda política y las casas encuestadoras saquen sus números, se podrá saber de qué lado masca la iguana en Puebla.

No habrá sorpresas, pero definitivamente los números no quedarán taaaan holgados como se cantaron al principio de esta campaña, ¿o sí?

Te puede interesar