17 junio 2019
El Popular

STilo, Moda y Belleza… a con

EL SOL, EL AGUA Y TU CABELLO

Por Samuel TORRES. / mayo . 23, 2019.

La temporada de calor viene con todo y por las condiciones ambientales de la ciudad de Puebla, las condiciones de tu cabello y tu piel se verán afectadas. Por esta razón explicaré brevemente cómo el sol, el calor y la falta o exceso de humedad modifican la apariencia de tu cabello.

Tu cabello, como he mencionado antes, está formado de células muertas llamadas keratinocitos. Dichas células contienen una red muy intrincada de microfibrillas de keratina, que al morir la célula se apelmazan unas con otras formando una estructura de millones de estas fibras, que llamamos pelo o cabello. El cabello, por consecuencia, carece de irrigación sanguínea e inervación, salvo en su porción insertada en la piel denominada folículo y que es la “fábrica de cabello”.

La hebra capilar o cabello carece entonces de líquidos; su contenido promedio en seco no supera el 3 por ciento de agua. Contenido que es muy fácil de perder con temperaturas superiores a 25 C°. Tú puedes devolverle cierta cantidad de humedad, aplicando tratamientos compuestos de aceites de semillas como el argán, almendras, macadamia o provenientes de otros frutos como el coco y el aguacate. Estos aceites tienen gran afinidad con el cabello, por su carácter lipofílico.

También puedes utilizar rocíos en 2 fases; éstos tienen aceites más ligeros como el de jojoba, sábila o el obtenido de la flor monoi taiiti.

Es importante, si te expondrás al sol, utilizar productos con filtros UV tanto en tu piel como en tu cabello; o mejor aún, protegerlos con un sombrero, pues los efectos de luz ultravioleta e infrarroja provocan deterioro de la cutícula del cabello, capa protectora en forma de escamas, que recubren las fibras que antes te mencioné.

Sin más por el momento te dejo, deseándote clima más fresco y prontas lluvias. 

Te puede interesar