23 julio 2019
El Popular

De frente y de perfil

¿QUÉ LES PASA?

Por Ramón ZURITA SAHAGÚN. / mayo . 14, 2019.

Es común mencionar el cambo de actitud de los mexicanos al cruzar la frontera norte del país, destacando su civismo, guardándose de tirar basura en las calles, cruzando las calles en las esquinas, respetando la luz de los semáforos y los límites de velocidad, entre otros aspectos.

Se encuentran conscientes que no respetar ordenamientos y reglamentos los llevaría a  sanciones, con sendos procesos judiciales, en algunos casos, que les restringiría su acceso al país del dólar.

Quienes son los más respetuosos de esas reglas son los turistas que gustan de ir a pasear o de compras a las tierras del Tío Sam y quienes cruzan la frontera por razones de trabajo y van y regresan diariamente o los fines de semana.

Aparentemente los que no lo hacen son aquellos que ganan fortunas por sus habilidades y destrezas en los ramos del deporte o la actuación, los que, en muchos casos, reaccionan como bárbaros, salvajes y agresores, lo que ve afectado su desempeño.

Un joven pitcher (22 años) de los Dodgers de los Ángeles, catalogado como uno de los principales prospectos del béisbol mundial, se ve envuelto en un asunto serio, que allá en Estados Unidos si se toma en cuenta.

Julio Urías, sin establecerse plenamente como titular en su equipo, fue acusado de violencia doméstica, por lo que fue detenido y dejado en libertad tras pagar una fianza de 20 mil dólares, aunque tendrá que presentarse ante un juez.

Hace un año, sucedió otro evento similar con otro joven pelotero, Roberto Osuna, quien a los 25 años ya está ubicado como el taponero principal del equipo en que milita. En ese entonces, Osuna era figura de de los Azulejos de Toronto, por lo que fue suspendido por varios meses y cambiado a los Astros de Houston, por la infracción de violencia doméstica contra su pareja.

La diferencia entre estos dos eventos de los jóvenes deportistas es que la mujer agredida por Urías sostiene que no la empujó y que se trató simplemente de una discusión, lo que obraría en descargo de culpas contra el pitcher zurdo. En el caso de Osuna, la corte canadiense retiró los cargos y decretó una fianza de paz de un año, que lo conmina a enseñar buena conducta durante ese tiempo.

En el caso de las agresiones, otro hecho significativo fue el que un joven actor Pablo Lyle (32 años), agrediera a una persona que con el golpe que le fue proporcionado cayó al suelo y quedó conmocionado, muriendo poco tiempo después.

Los tres jóvenes se vieron involucrados en delitos que en México, casi no son considerados y que, especialmente, el de violencia doméstica o intrafamiliar causa lesiones y hasta decesos con una gran frecuencia.

2.-Un juez otorgó una suspensión Mario Marín, ex gobernador de Puebla para evitar ser detenido por su presunta responsabilidad en el delito de tortura en agravio de Lydia Cacho, aunque eso no le evitará ser detenido, ya que el delito está considerado como grave y no alcanza la libertad bajo caución.

3.- La calidad del aire no mejora en la CDMX y todos recuerdan lo sucedido en una situación similar durante la gestión de Miguel Ángel Mancera y su derrumbe en popularidad.

Te puede interesar