20 junio 2019
El Popular

De frente y de perfil

¿Podrá ser fiscal de hierro?

Por Ramón ZURITA SAHAGÚN. / mayo . 07, 2019.

La figura de Fiscal de Hierro ha sido en México una simple quimera, un sueño guajiro que han intentado vender en ocasiones diversas, sin que en los hechos produzca reacción favorable alguna. Alejandro Gertz Manero está tratando de serlo, en su posición de primer Fiscal General de la República.

El término fue manoseado muchas veces, aunque hasta ahora se decidió pasar de la procuración de justicia a la creación de una fiscalía, aunque sin óptimos resultados.

Cada uno de los fiscales en los estados no ha mostrado esa autonomía que requieren los propuestos para esos cargos, por lo que cada nuevo gobierno los reemplaza a su antojo.

En el ámbito federal, la figura de Fiscal de Hierro se usó en el pasado, aunque legalmente no existía, por lo que los antecesores de Gertz Manero no pudieron actuar con amplia independencia, sin presiones de ninguna clase y actuaron en consecuencia contra quienes infringían la ley.

El primero de ellos fue Amador Toca Cangas, veracruzano, elevado a esa figura en el ámbito local, durante el gobierno de Miguel Alemán Valdés y después en lo federal con Fernando López Arias como titular de la PGR.

Javier Coello Trejo, chiapaneco, fue el segundo personaje catalogado como Fiscal de Hierro, en el período de gobierno de José López Portillo y con Óscar Flores Sánchez como titular de la PRG.

Ninguno de los dos alcanzó el rango de titular de la antigua PGR, desaparecida para convertirla en la majestuosa Fiscalía General de la República.

Ambos desempeñaron el papel que les correspondía en aquel entonces, acorde a los tiempos que se vivían y algo de lo que se quiere evitar en la actualidad, estar al servicio del gobierno en turno.

Coello Trejo fue un poderoso y temido subprocurador de la PGR en dos ocasiones y ahora uno de los principales abogados que defiende a varios de los personajes que son investigados y cuestionados por la nueva Fiscalía.

El personaje que fue electo (por el Senado de la República) para convertirse en el primer titular de dicha Fiscalía es Alejandro Gertz Manero, trata de ser un verdadero Fiscal de Hierro, lejano a los reflectores del poder público.

Dista de ser un sujeto simpático y se presenta como autónomo e independiente, al servicio de la ley, ajeno a los dictados del Presidente de la República y de los demás hombres poderosos del poder público.

Asemeja ser un personaje que no se asusta, que no se arredra, ni se arrodilla ante el poder público, aunque se molesta si le preguntan por su salud, algo lógico, debido a sus 80 años de edad.

Gertz Manero cumplió cien días como titular de dicha Fiscalía y convocó a una rueda de prensa para denunciar el rezago en esa dependencia con más de 300 mil averiguaciones previas sin resolver, así como 21 mil órdenes de aprehensión incumplidas.

Lanzó un dardo envenenado contra las administraciones pasadas, las que no mantenían un control de los casos que eran presentados ante esa instancia. La ineficacia fue tan grande que no se logró ni un cinco por ciento de sentencias judiciales sobre los casos presentados.

La situación es que en algunos de los casos más sonados como Odebrecht y el Colegio Rébsamen, el antagonista será el despacho del citado Coello Trejo.

Te puede interesar