17 junio 2019
El Popular

Stalingrado

Venezuela: una vez más USA

Por Rodrigo ROSALES ESCALONA. / mayo . 04, 2019.

"La historia es nuestra y la hacen los pueblos", dijo Allende en su último discurso desde La Moneda en aquella mañana del 11 de septiembre de 1973, poco antes que las bombas dejaran en llamas el Palacio de Gobierno. El imperialismo norteamericano, fue quien masacró la dignidad del pueblo chileno.

Como antecedentes de este nuevo intento de golpe, están el retiro de Venezuela de la Organización de los Estados Americanos, el fortalecimiento de las alianzas geopolíticas con Rusia y China, y el desinfle incontestable de Juan Guaidó.

En horas de la madrugada de este martes 30 de abril, un grupo reducido de militares se dirigieron al distribuidor Altamira, en la autopista Francisco Fajardo de Caracas, junto al diputado Juan Guaidó y Leopoldo López –quien fuera liberado por custodios traidores a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB)–, desde donde anunciaron a sus partidarios tomar las calles de la capital para iniciar otro intento de golpe de Estado en Venezuela.

En una nueva acción desesperada para proyectar que «cumple» sus «funciones presidenciales», y que tiene control sobre la FANB, Guaidó ha provocado este recurso de última hora para intentar cambiar la correlación de fuerzas, llamando al golpe a través de las redes sociales, con el objetivo de precipitar el caos, la violencia y la angustia colectiva.

El mismo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se pronunció sobre el golpe intentando reanimarlo. En un escueto tuit Donald Trump afirmó: «Estoy monitoreando la situación en Venezuela muy de cerca. Estados Unidos está con el pueblo de Venezuela y su libertad».

Ante el inminente fracaso de la intentona derechista, el secretario de Estado estadunidense, Mike Pompeo, afirmó el martes a la cadena de noticias CNN que Maduro se estaba preparando para salir del país hacia Cuba, pero Rusia lo impidió, mientras que el presidente Donald Trump reiteró sus acusaciones de que hay tropas cubanas en Venezuela. Lo cual fue una mentira más de los gringos.

El punto sobre estos hechos, debemos situar que, si en realidad un gran sector del pueblo venezolano, como también de las fuerzas militares, coincidan con Guaidó, al momento de la toma de instalaciones militares, el ejército, hubiera cometido una acción de represalia, derivando en una masacre, lo cual no es así, porque solamente hay un fallecido y 119 heridos. En cuanto a que los golpes militares en Latinoamérica, como en Chile, ocasionó cientos de asesinados, no así en Venezuela. Ahora bien, si el imperialismo norteamericano y sus lacayos le apostaron a una acción de armas, la cobardía de estos, fácilmente deriva en masacre: por lo que militarmente, es lógico. Ante el fracaso, tenemos que el aparato norteamericano, se equivoca en imponer sus intereses en una nación hermana.

La historia de las intervenciones de Estados Unidos en América Latina y el Caribe, mediante el empleo de su Agencia Central de Inteligencia (CIA), otros servicios especiales y sus fuerzas armadas, son harto conocidas y se encuentran bien documentadas, incluso por documentos oficiales desclasificados por las autoridades yanquis.

México fue la primera víctima de la tristemente célebre doctrina Monroe (léase América para los EE.UU.), pues entre 1846 y 1848 EE.UU. llevó a cabo una guerra contra nuestro país, que pierde casi la mitad de su territorio (Texas y California).

Cuba, 1961. Una brigada de mercenarios entrenados y dirigidos por EEUU, con apoyo aéreo y logístico, desembarcan en Bahía de Cochinos. Los invasores son derrotados en menos de 72 horas en Playa Girón, Brasil, 1964, República Dominicana, 1965, Guatemala, 1966.

Operación Cóndor -década de los 70 y 80-. EE.UU. promovió y apoyo las dictaduras de Hugo Banzer en Bolivia (1971-1975), Ernesto Geisel en Brasil (1974-1979), Augusto Pinochet, Chile (1973-1990), Alfredo Stroessner en Paraguay (1954-1989), Juan María Bordaberry en Uruguay (1973-1976) y Jorge Rafael Videla, Argentina (1975-1978).

La Operación Cóndor trabajaba como una red clandestina de las dictaduras para perseguir, vigilar, torturar, asesinar y desaparecer a grupos subversivos. Esta operación también incluyó labores en el Caribe, Venezuela, y demás países de la región, donde se persiguieron y asesinaron a miles de comunistas.

Chile, 1973. El militar Augusto Pinochet toma el poder tras ejecutar un golpe de Estado apoyado por la CIA en contra del presidente electo socialista Salvador Allende. El Salvador, 1980, Nicaragua, 1981, Granada, 1983. En1989 el presidente George H.W. Bush ordenó la invasión de Panamá con la excusa de arrestar a quien fuera su protegido, el general Manuel Antonio Noriega. La operación dejó unos 3.000 panameños muertos y se ejecutó luego que Noriega traicionara los intereses de Washington en el negocio del narcotráfico en la región.

Si Trump se opuso a que la Corte Penal Internacional para juzgar casos de crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y genocidio, cometidos por su ejército en Afganistán, con qué calidad moral acusan a Nicolás Maduro de dictador.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, asume una postura constitucional y de la Doctrina Estrada, hacia Venezuela.

Por cierto, en México, tenemos a nuestros Guaidó, quienes, desde la sombra, algunos, otros de manera descarada e hipócritas, se declaran “demócratas”, cuando son quienes han usurpado a la dignidad del pueblo, manipulando a su antojo las leyes y justicia.

 

rodrigo.ivan@yahoo.com.mx            

*Analista político y de prospectiva social

Te puede interesar