19 junio 2019
El Popular

La causa y lo causado

Cómo recuperar el campo poblano

Por Miguel Barbosa Huerta. / abril . 12, 2019.

En el estado de Puebla, como en varias partes del país, el abandono del campo en sus tres formas de propiedad vive una profunda crisis producto de la falta de tecnificación del campo; aumento en la importación de alimentos: maíz, frijol, trigo, leche y sus derivados; aumento en el déficit de la balanza comercial agroalimentaria; aumento de la migración desde el campo; caída temporal del nivel de ingreso de la población migrante; baja en la producción de alimentos; baja en la participación del campo en el PIB; aumento del nivel de pobreza; abandono de las tierras ejidales y comunales, principalmente en La Mixteca; crisis en la producción de alimentos, en la propiedad privada, ejidal y comunal; y falta de una orientación en la comercialización de sus productos agropecuarios.

A esto debe agregársele la falta de rehabilitación de pozos y mantenimiento a estanques para riego; decaimiento de la cadena productiva de alimentos, además de una desafortunada política agropecuaria por más de treinta años. Se debe otorgar seguridad jurídica en las tres formas de propiedad, pues todos estos elementos inciden en la cadena alimenticia en todas sus etapas.

El diseño de una política pública bien orientada en los sectores mencionados, de manera particular en la ejecución de las mismas, permitirá atender el rezago en el que encuentra el campo poblano. Las necesidades de los productores de nuestro estado son amplias y numerosa; requieren del apoyo no tan sólo del gobierno sino del capital privado, con el único propósito de resolver esta problemática y de fortalecer la cadena productiva de alimentos.

Las estrategias para superar esta situación son varias. Entre las más importantes se encuentran:

Impulsar la autosuficiencia para lograr la seguridad alimentaria. Esto se logra cuando la población tiene la capacidad de producir el 100 por ciento de sus alimentos sin necesidad de obtener productos de otras regiones. Puebla cuenta con lo necesario para llegar a ser autosuficiente.

Debe considerarse un programa accesible de semillas mejoradas y fertilizantes, para que estos insumos lleguen a los productores a precios accesibles, con lo que se lograría abatir los costos en sus cultivos y se incrementaría la producción de granos básicos.

Se deben realizar estudios y análisis de suelo; así como programas de reconversión productiva, donde se establezcan huertos de árboles frutales que generen mayores utilidades a los productores agrícolas.

Es necesario considerar obras para la captación de agua pluvial, que facilite las tareas agropecuarias de los productores de la región; y también un programa de maquinaria especializada que permita realizar las actividades primarias en los terrenos de cultivo, así como siembra, cosecha y postcosecha, que les permitan a los productores abatir costos e incrementar su producción.

Debe implementarse un programa de retención del agua, que consiste en hacer prácticas para retener el agua cuando llueve, para que no se pierda en barrancas y ríos; poniendo barreras de ramas, piedra, malla, costales de arena, haciendo zanjas o estableciendo barreras vivas con plantas amacolladas. Incluso, la implementación de más pozos para riego, presas y jagüeyes.

Debe promoverse la siembra de cultivos alternos; plantación y cuidado de árboles, especialmente aquéllos de mayor importancia económica y utilidad directa, como los frutales, los que retienen el agua en el cerro, los que producen postes y tablas o forraje, o los que tienen usos medicinales.

Así como estímulos a los productores bien organizados y de alto rendimiento en su producción, debidamente acreditada, para, mediante convenios con Comisión Federal de Electricidad, que queden exentos del pago de la energía eléctrica, y en otros rubros con el apoyo de los combustibles como gasolina y diésel.

 

@MBarbosaMX

Te puede interesar