16 junio 2019
El Popular

Etiqueta con destino

Jiménez Merino tras Barbosa

Por Luis Alberto GONZÁLEZ. / abril . 10, 2019.

Han transcurrido 11 días de campaña en Puebla y el abanderado de “Juntos Haremos Historia”, Luis Miguel Barbosa Huerta es el más dinámico; recorre el estado a pesar de que las encuestas lo ponen 3 a 1 sobre su más cercano seguidor.

El abanderado del PAN-PRD-MC, Enrique Cárdenas Sánchez, ha enfocado la difusión de su proyecto sobre todo en redes sociales y ha tenido cuando menos 3 días que realiza “actividades privadas”. Coloca espectaculares y poco ha sido el contacto social a pesar de no ser muy conocido y existir diferencias entre los panistas para apoyarlo.

Quien pareciera ir en el tercer sitio de las encuestas, Alberto Jiménez Merino, del PRI, desarrolló una estrategia que espera de resultados, aunque no ha sido muy visible ante los ciudadanos y su campaña no ha tenido un fuerte impacto porque no difunden sus actividades.

Hay algo a lo que le están apostando quienes van en el segundo y tercer sitio, según los encuestólogos, que la soberbia y división en Morena generará más escisiones en el partido de Andrés Manuel López Obrador y los que no están de acuerdo con el candidato acudirán a votar por otro de los abanderados.

Una parte de la sociedad, empresarios, catedráticos, estudiantes están a la espera de escuchar propuestas, más que buenas intenciones y clamar por la unidad, que ocurra el debate y conocer más a los contrincantes de Barbosa para tomar decisiones; están dispuestos a ejercer el voto útil por quien cerca del 2 de junio esté en el segundo lugar y así revertir lo que hasta ahora parece imposible.

Barbosa

El exsenador no ha cejado en su empeño de ser gobernador y recorre el estado con mítines al puro estilo priista y eso genera una buena percepción en quienes están convencidos para votar por él. Ha mostrado carácter, fortaleza y quiere mostrar que aun con sus limitaciones por sus condiciones de salud puede trabajar y mantener un ritmo para atender los problemas de la entidad.

Hace propuestas y como lo sostuvo en febrero: ofrecía ganar la interna 3 a 1 y lo hizo. Hoy se encuentra en el mismo camino. Asegura que no vivirá en Casa Puebla. Que despachará en el antiguo palacio estatal de Reforma, que rentará casa para vivir. Que no hará concesiones y no permitirá la corrupción. Que no tiene lazos con los viejos político, entre otras muchas cosas.

Jiménez Merino

En el PRI tienen confianza en el repunte del exrector de la Universidad de Chapingo, el 3 veces secretario de Desarrollo Rural, 3 veces diputado federal, porque saben que no tiene cola que le pisen, saben de su honestidad e intenso trabajo en favor del campo.

La estrategia de tener reuniones en la capital y la zona conurbada tiene una finalidad: que en juntas auxiliares y colonias populares lo identifiquen y sepan de quién se trata, porque el punto débil de Jiménez Merino es el poco conocimiento que hay de él en la zona metropolitana.

Apuestan en esta primera etapa a fortalecer su imagen en Puebla y los municipios cercanos donde está más de 50 por ciento de los votantes y luego redoblar su trabajo de campaña en el estado, donde es más conocido; todo lo anterior considerando que existe voto duro en favor del PRI y que recibirán apoyo de Antorcha Campesina.

Cárdenas

El exrector de la UDLAP, Enrique Cárdenas Sánchez, camina por una línea muy delgada: ha empezado a recibir ataques, pero sigue fuerte el rumor del desinterés de los panistas, sobre todo los tradicionales, y también se incluyen los morenovallistas, que no quieren participar en la contienda.

La unión que en cada elección tenían los panistas, una vez designado el candidato, hoy no se ve reflejada. Los panistas hablan de caos, arrogancia e imposiciones en el grupo cercano al abanderado del PAN.

Una cosa queda clara, el segundo y tercer lugar van contra Barbosa en espera de que en medio de la enorme soberbia de Morena y las luchas intestinas con los neomorenistas hagan que rehúyan de votar por alguien que no les garantiza prebendas o que los ningunea, no los toman en cuenta y los mal ven.

Esa caída será importante, pero lo será más el voto útil que espera ejercer gran parte de la sociedad al no existir absoluta confianza en el candidato de Morena. Las siguientes semanas definirán el rumbo de la elección, porque si no levantan Cárdenas o Jiménez Merino, pueden darse como derrotados desde ahora.

lagg9756@yahoo.com.mx

@Luiguiglez

Te puede interesar