16 junio 2019
El Popular

La corte de los milagros

De políticos promiscuos en torno a Morena y bajas en el equipo de campaña del PAN

Por Rodolfo RUIZ. / abril . 04, 2019.

Lo ocurrido en el segundo día de campaña de Luis Miguel Barbosa Huerta en Teziutlán debe ser motivo de reflexión para los políticos chapulines o promiscuos, que sin ningún rubor han cambiado de partido y hoy están en la cargada con el candidato a la gubernatura de Puebla de la coalición Juntos Haremos Historia, y también para los coordinadores de su equipo de tierra.

Me refiero a la rechifla y a los gritos que se llevaron los diputados locales Hugo Alejo Domínguez y María del Carmen Saavedra Fernández, ambos por cierto emanados del PAN, en el mitin que la tarde del lunes encabezó Barbosa en la llamada Perla de la Sierra Nororiental.

La reacción del respetable cuando ambos fueron presentados fue sintomática de lo que las huestes morenistas perciben de los nuevos aliados de Barbosa. La exdiputada Socorro Quezada Tiempo lo resumió en estas palabras: “no estoy de acuerdo con un equipo de campaña que nada tiene que ver con la izquierda... vemos los perfiles de siempre, de políticos del PRI y el PAN que han sido verdugos de la izquierda, que la han perseguido y hoy están sentados muy plácidamente con el candidato Barbosa”.

Los gritos de ¡fuera, fuera, fuera! y de ¡traidor! y ¡traidora! en contra de Hugo Alejo y María del Carmen Saavedra no debieran ser ignorados por otros oportunistas que no hace mucho eran alfiles o instrumentos del morenovallismo o morenogalismo y que, tras la muerte de Rafael Moreno Valle y Martha Erika Alonso, se han echado a los brazos de Morena y su candidato a la gubernatura.

Y tampoco por los coordinadores de campaña del candidato, quienes suponen que mostrando a estos personajes en público o abriéndoles el micrófono dan muestra de hegemonía y fortaleza.

Lo que el candidato y sus estrategas deben entender es que las elecciones extraordinarias las tienen ganadas, y que su objetivo no es aplastar a sus contendientes o demostrar su enorme poder de cooptación. No. Lo que Barbosa y Morena necesitan es legitimarse social y políticamente; es decir, hacer suyas las demandas de la sociedad, demostrar que el suyo no será un gobierno autoritario, ni deshonesto como los anteriores y encarnar el cambio que la gente reclama.

Y eso difícilmente podrán conseguirlo arropando a los mismos de siempre, o a los políticos que no hace mucho apoyaban a Moreno Valle y a Martha Erika Alonso y fueron parte de la guerra sucia en su contra y hoy están sumados a su campaña por oportunismo, conveniencia o en espera de impunidad.

***

A propósito de políticos promiscuos.

Cuentan que el lunes el expresidente municipal de Teziutlán, el panista Edgar Antonio Vázquez Hernández, se presentó al Hotel Virreynal, ubicado en pleno centro histórico de esa ciudad.

El exmunícipe teziuteco supo que ahí el morenista Luis Miguel Barbosa tendría reuniones con presidentes municipales y presidentes de juntas auxiliares de la región, así como con empresarios, ganaderos, comerciantes, agricultores y maquiladores, y se apersonó en el lugar.

Solicitó al equipo del candidato a la gubernatura un encuentro con Barbosa y éste le mandó a decir —por la misma vía— que se retirara del lugar, ya que no se reuniría con él y menos en público, y que no saldría hasta que se fuera.

El morenovallista asimiló el mensaje y, apesadumbrado, abandonó el Hotel Virreynal, sabiendo que los tiempos por venir no serán nada buenos para él.

Láaastima, Toño Vázquez. Ya será para la otra.

***

Otro político que ese día se fue a meter a la rueda de prensa que el candidato a la gubernatura de la coalición Juntos Haremos Historia tuvo con medios regionales de Teziutlán fue el exdiputado federal priista Víctor Díaz Palacios.

Gente cercana a Miguel Barbosa cuenta que al candidato no le agradó el tono ni la participación de aquél en ese encuentro con medios de comunicación.

***

Jorge Aguilar Chedraui decidió no participar en el equipo general de campaña del candidato del PAN, PRD y MC a la gubernatura de Puebla, Enrique Cárdenas Sánchez, y retirarse del cuarto de guerra del PAN.

Hasta donde sabe, el exdiputado no vio condiciones para organizar una campaña ganadora, por el desorden y la inexperiencia que priva entre sus principales operadores, que dedican más tiempo a administrar las recurrentes crisis internas que al diseño y ejecución de acciones encaminadas al posicionamiento del candidato entre los votantes.

Cárdenas ha delegado el control de las decisiones de su campaña en los integrantes de Sumamos, con Gabriel Hinojosa Rivero a la cabeza, minimizando a las dirigencias de los partidos que arropan su candidatura común, lo que provoca que estos cuadros partidistas tomen distancia del exrector de la Udlap o no se involucren a fondo en la contienda electoral.

periodistasoy@hotmail.com

@periodistasoy

Te puede interesar