20 junio 2019
El Popular

De frente y de perfil

El pitorreo en Quintana Roo

Por Ramón ZURITA SAHAGÚN. / abril . 03, 2019.

Si hay una elección que llame la atención de las seis que tendrán lugar el próximo dos de junio, es la de Quintana Roo, aunque no sea por lo competido de los comicios, sino por los personajes que participarán en la misma y la pretendida intromisión de los ex gobernadores, algunos de ellos presos, lo que no es impedimento para tratar de influir en la selección de candidatos.

El proceso electoral se reduce a la conformación del Congreso local y las apuestas corren favorablemente para MORENA, partido enquistado en las preferencias ciudadanas, aunque no se espera una gran concurrencia  a las urnas.

Con todo y ello, algunos de los personajes participantes son ampliamente conocidos y no precisamente por tratarse de figuras pública respaldadas por la ciudadanía, sino todo lo contrario, ya que se trata, en gran número de saltimbanquis de la política y oportunistas que buscan un espacio dentro del Congreso.

En Quintana Roo se produjo un rompimiento entre los priistas provocado por el empecinamiento de Félix González Canto y Roberto Borge Angulo de no dejar pasar como candidato del tricolor a Carlos Joaquín, quien se postuló por una alianza conformada por PAN, PRD y MC, en la que, incluso, fue apoyado por priistas.

La victoria de Joaquín, hermano del ex gobernador Pedro y de la ex candidata perdedora Addy, se produjo con una diferencia de casi diez puntos porcentuales sobre su principal rival el priista Mauricio Góngora.

Para esa elección del 2016, MORENA todavía no aparecía como alternativa y obtuvo solamente el 11 por ciento.

Las cosas cambiaron dos años después y MORENA arrasó, como se advierte podrá hacerlo nuevamente el dos de junio. Sin embargo, hay casos como el Susana Hurtado, vinculado al clan Félix-Borge que aparece como aspirante de MORENA, con serias impugnaciones y riesgo de ser vencida.

Resulta curioso encontrar dentro de los prospectos de candidatos, cuyas listas definitivas salen en unos días, nombres como el de José Luis Medina Toledo (Chanito), encabezando la lista plurinominal del MC. Se trata del personaje que fue el causante de la ruptura priista, ya que su amigo Roberto Borge luchó hasta el final para que fuese el candidato del tricolor.

Otro personaje sumamente cuestionable que forma parte de las probables nominaciones es el ex alcalde de Benito Juárez (Cancún), Juan Ignacio García Zalvidea (El Chacho), quien ganó la plaza para el PVEM y antes una diputación federal por el PAN, luego se hizo afín al PRI y trabajo de la mano del PT y ahora busca un espacio como candidato a diputado local por MC, cinco partidos distintos.

Gregorio (Greg) Sánchez Martínez, también fue alcalde Benito Juárez (Cancún), él ganó por el PRD y después compitió por el gobierno estatal y fue encarcelado la mayor parte del tiempo de campaña se acercó al PES y al PT.

Emiliano Ramos, hijo de Salvador Ramos Bustamante, eterno aspirante a la alcaldía de BJ fue bajado de la lista de aspirantes de MORENA.

Varios de los candidatos que habrán de ser postulados son de los conocidos por algunos como “trapecistas” o “chaqueteros”, aunque algunos los consideran simplemente como poseedores de ideologías flexibles.

Y luego se preguntan por qué los ciudadanos no acuden a las urnas.

Email: ramonzurita44@hotmail.com

Te puede interesar