18 junio 2019
El Popular

Invitado

Haciendo señas con el artículo 3º Constitucional

Por Adriana Amozurrutia Elizalde. / marzo . 24, 2019.

 

“Las personas con necesidades educativas especiales

deben tener acceso a las escuelas ordinarias,

que deberán integrarlos en una pedagogía centrada en el niño,

capaz de satisfacer esas necesidades”

Declaración de Salamanca, UNESCO 1994

 

Esta semana tuve la oportunidad de ver un documental llamado Mira mi voz, dirigido por Julieta Cuevas, que habla de una comunidad minoritaria, los sordos. Esto me llevó a reflexionar sobre el artículo 3º de la Constitución, que dice que “toda persona tiene derecho a recibir educación”, no una sí y otra no, sino toda persona, sin distinciones, sin señalamientos. Sin importar tus rasgos distintivos, en este país tienes derecho a una educación.

Será para todos y tenderá a desarrollar armónicamente todas las facultades del ser humano. Si hay algo que nos hace humanos es el lenguaje, y nuestro lenguaje va más allá de la comunicación oral, nos expresamos a través de gestos y del cuerpo.

La lengua de señas es una forma de comunicación humana, forma parte de estas facultades que nos distinguen como seres humanos. Para los sordos es importante para el desarrollo y la adquisición de conocimientos futuros; es esencial para socializar desde la niñez. Ellos se expresan a través de su cuerpo, de las manos y el espacio, se han comunicado a través de señas a lo largo de la historia.

Los sordos son una comunidad minoritaria pero numerosa. El Inegi, en el 2000 calculaba más de 280 mil sordos en México, aunque se estima que hay muchos más que, por ignorancia, no son expuestos socialmente. Son un grupo que tiene necesidades específicas; la primera de ellas es la de comunicarse, socializar, integrar la cultura a sus vidas.

El sordo puede pasar desapercibido porque su condición no es visible a simple vista, pero al hacer señas, se hace notorio. Esto hace que los padres tengan miedo de que aprendan la lengua de señas. En un afán obsesivo de normalización, buscamos ver a los sordos lo más normales posible, así que se les enseña a “hablar” con la voz. En lugar de que se considere enseñar a los maestros oyentes señas para poder comunicarse con ellos, les pedimos a los sordos que entiendan algo que no alcanzan a percibir.

¿Es mucho pedir? El artículo 3º también nos dice que el Estado garantizará la idoneidad de los docentes para garantizar el máximo logro de aprendizaje de los educandos. Según expertos, la oralización por sí misma reduce la capacidad de conocimiento. Al tardar en adquirir el lenguaje, los demás aprendizajes se retrasan. Si se les está limitando en la adquisición de conocimientos futuros, no se garantiza el máximo logro en los aprendizajes.

El método oral es complejo, la lectura de labios implica que haya contacto visual con las personas y requiere un enorme esfuerzo. Pero lo prefieren por el miedo a que no se comuniquen con los demás. La lengua de señas es una lengua humana, se adquiere de la misma forma que otras. Cuando alguien está signando, se activan las mismas zonas del cerebro que con el habla.

La perspectiva debe cambiar, debemos ser realmente inclusivos. Generar estrategias que permitan a todos integrarse a la sociedad, sin miras a la normalización, sino comprendiendo y abriéndonos a todos. Porque para los sordos, las señas son una forma natural de comunicarse, un código natural para la comunicación cotidiana. Si el niño es capaz, usar su voz debe verse como un plus, pero debemos insistir en que se comuniquen primero en señas.

El Estado tiene la responsabilidad de garantizar la calidad en la educación obligatoria. Debemos velar porque esta calidad sea para todos, en espacios de convivencia comunes, donde todos podamos integrarnos como una sociedad rica y diversa. Finalmente, la educación debe contribuir a la mejor convivencia humana, a fin de fortalecer el aprecio y respeto por la diversidad cultural, la dignidad de la persona, la integridad de la familia, la convicción del interés general de la sociedad, los ideales de fraternidad e igualdad de derechos de todos.

 

  • Profesora de cátedra del Tecnológico de Monterrey en Puebla

aamozurrutia@tec.mx

https://www.facebook.com/educactiv/AcEd Acción en Educación

Te puede interesar