19 julio 2019
El Popular

Hoja por Hoja

Vocación y revocación

Por Mario DE VALDIVIA. / marzo . 23, 2019.

 

El que no hace lo que debe,

hace lo que no debe.

 

Los vocablos con los cuales enunciamos esta nota, no tienen relación práctica entre sí, a pesar del prefijo “re”, tan común en todas las lenguas cuando se trata de reelegir, refrendar, remachar, reiterar, rematar, remarcar, repetir, restregar, resumir, renunciar, recargar, refutar, reforzar…si bien en unos casos denota afirmación, en otras, lo contrario. Sin duda, en la vida cotidiana nos la pasamos usando el “re” con adjetivos o adverbios para aumentar la intensidad: requeté, rebueno, requetebién, (en Oaxaca, en Argentina y en Tabasco se usa el conocido “re parió” y hasta “requeté parió”, como complemente de una larga y grosera expresión dirigida a un vástago, por el empleo formal o informal de su progenitora, a quien va dedicada tan fina expresión, ¡Lirismo puro! Hoy se usa sólo como exclamación).

En complejidades gramáticas, lingüísticas y etimológicas de los vocablos, citaremos a la autoridad: Vocación: Del latín vocatio, vocationis, ‘acción de llamar’ –y sus acepciones o significados—1. f. Inspiración con que Dios llama a algún estado, especialmente al de religión. 2. f. advocación. 3. f. Inclinación a un estado, una profesión o una carrera. 4. f. (en) desuso. Convocación, llamamiento. (Diccionario de la Lengua Española, R.A.E.).

A su vez, Revocación: Del latín. revocatio, revocationis. Y sus acepciones: 1. f. Acción y efecto de revocar. 2. f. Derecho: Anulación, sustitución o enmienda de orden o fallo por autoridad distinta de la que había resuelto.3. f. Derecho. Acto jurídico que deja sin efecto otro anterior por la voluntad del otorgante. (Ibid. RAE)

Ocuparnos de “vocación y revocación” no es ocioso en estos días (aunque al cursar bachillerato nos surgen severos problemas vocacionales prefiriendo los vacacionales), toda vez que en la política mexicana el presidente de la República ha insistido en que se debe someter su mandato a una “revocación”, entendiendo extralegalmente que el “pueblo sabio”, al mediar el tercer año de gestión presidencial, debe votar para decidir si el mandatario debe completar los seis años para los que fue elegido.

Sin duda, el presidente ha definido siempre su vocación por la primera magistratura del país (aunque alguna vez, siendo Jefe de Gobierno del Distrito Federal dijera: “denme por muerto”), vocación que corresponde a las acepciones 1. y 3., citadas en párrafo anterior, es decir, hay una inspiración divina en el efecto de la votación de julio anterior y hay también una inclinación personal a tan elevada aspiración. Por estas dos razones cuesta mucho trabajo entender por qué el presidente quiere someterse a refrendo de su mandato, toda vez que, fuera de los designios del Altísimo, la Constitución que juró cumplir dice en su Artículo 86 cuáles son las causas por las cuales el presidente debe dejar su cargo, asunto que deberá calificar el Congreso de la Unión, no el pueblo tan pleno de sapiencia.

A su vez, el Artículo 83 de la Carta Magna dice que el cargo de presidente  debe durar seis años, de manera que proponer una “revocación” (que sería en todo caso un referéndum:  referéndum o referendo es un procedimiento jurídico por el que se someten al voto popular leyes o actos administrativos para su ratificación), no es compatible con nuestra legislación superior ni con nuestro sistema político de democracia representativa: los invocados 30 millones de votos (sólo el 30% del padrón y menos del 25% de la población)  ya han decidido que el titular del Ejecutivo permanezca seis años en su cargo, y los demás lo hemos aceptado, a menos ¡Claro! que el Congreso de la Unión y los congresos estatales acuerden voluntariamente (a fuerzas) modificar el Capítulo III de la Ley Suprema Federal.

El régimen actual invoca a Madero, que invocó a su vez la no reelección. Madero accedió al poder mediante una revolución y luego una elección (igual que Don Porfirio), y sólo duró 15 meses en una cuestionable administración. Imposible saber cómo hubiera terminado.¨¨¨

Te puede interesar