18 junio 2019
El Popular

La causa y lo causado

Una educación para la vida

Por Miguel Barbosa Huerta. / marzo . 22, 2019.

El gobierno de México y los grupos parlamentarios de Morena proponen abrogar la mal llamada reforma educativa, y en su lugar avanzar hacia una transformación profunda del sistema educativo. El debate público sólo considera algunos aspectos; sin embargo, conviene repasar brevemente su contenido para dimensionar el cambio y la importancia de aprobarla lo más pronto posible.

La reforma abroga el texto constitucional previo y las leyes del Servicio Profesional Docente y del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, con lo cual se eliminan las evaluaciones punitivas y obligatorias.

Es muy importante mencionar que, de aprobarse esta reforma, se avanzaría en el nuevo derecho docente por medio del sistema de formación y actualización gratuita, en el cual no existe ninguna liga entre evaluación y permanencia en el empleo; en cambio, reconoce al maestro como agente de la transformación social. El proceso ensen?anza-aprendizaje se coloca en el centro, no las cargas administrativas que actualmente agobian al profesorado. La promoción se asocia con los conocimientos, aptitudes y experiencia, no a los exámenes estandarizados.

La reforma propone el mejoramiento integral que promueve el máximo logro del aprendizaje en el aula en beneficio de la comunidad. Coloca a las nin?as, nin?os, adolescentes y jóvenes en el centro de la educación. Se establece la educación superior obligatoria, desarrolla una nueva curri?cula que tiene como ejes el pensamiento crítico y los valores cívicos. Se crearía el Sistema Nacional de Mejora Continua de la Educación.

Por primera vez, las familias y la comunidad serían corresponsables de la educacio?n. Se propone una educación equitativa que impulsaría acciones que revertirían carencias alimentarias, de infraestructura y su mantenimiento en zonas de alta marginacio?n con becas para favorecer la permanencia en la escuela.

La reforma tiene como objetivo fortalecer la convivencia, el aprecio y el respeto por la naturaleza, la diversidad cultural y la dignidad de la persona. Es inclusiva, integral, intercultural y plurilingu?e. Se trataría de una educación para las diferentes realidades de México.

Un dato interesante es que los adultos mayores tendrían garantizada la posibilidad de ingreso a las instituciones educativas en sus distintos tipos y modalidades, para aprender a lo largo de la vida.

Los planes y programas de estudio tendrían perspectiva de género. Fortaleciendo las ciencias y humanidades, la historia, geografía, civismo, filosofi?a, tecnologi?a, innovacio?n, lenguas extranjeras e indignas; las artes, educacio?n fi?sica, deporte, promocio?n de estilos de vida saludables, literacidad, cuidado del medio ambiente y cultura de paz. Promovería los Derechos Humanos, la igualdad sustantiva, la cultura de paz, la honestidad, los valores y la mejora continua.

La reforma contribuiría a la mejor convivencia humana, al respeto por la diversidad cultural y por la naturaleza; a la educación inclusiva y especial; se respetaría y promovería la autonomía universitaria, con mayores oportunidades de acceso a la educación superior, hasta lograr cero rechazo. En suma, se educara? para la vida, no solo capacidades cognitivas, sino socioemocionales y cívicas.

Esta propuesta de reforma es producto del diálogo y de largos meses de trabajo en los que se escucharon todas las voces. Su aprobación también debe darse por medio de la construcción de un gran acuerdo. Por ello, ante el derecho de expresar la diferencia que ha manifestado la CNTE en los días recientes, el gobierno de México ha asumido la estrategia del diálogo y nunca utilizar la fuerza en contra de un movimiento social.

 

@MBarbosaMX

Te puede interesar