20 junio 2019
El Popular

De frente y de perfil

El satélite de los poderosos

Por Ramón ZURITA SAHAGÚN. / marzo . 20, 2019.

Desde sus inicios como partido político, el Verde ha sido un organismo satélite al servicio del mejor postor, preferentemente si se trata del partido en el poder.

Su escasa presencia nacional y sus votos que no rebasan el cinco por ciento de los sufragios emitidos, le permiten conservar el registro y poner sus bancadas en ambas cámaras al servicio de la mayoría.

El Verde es un partido cuyo crecimiento político y electoral es mínimo, pero que por sus alianzas se convierte en un actor de importante nivel, cuyo respaldo es necesario para alcanzar los votos necesarios que permitan una Reforma Constitucional.

Alguna vez intentó el Partido Verde presentarse como un partido autónomo y el fracaso fue terrible, siendo su fundador el responsable de recibir el rechazo en las urnas hace un cuarto de siglo.

Jorge González Torres comprendió que era mejor jugar con el partido como franquicia y ponerlo al servicio del mejor postor, lo que no le rindió el resultado esperado en su segunda oportunidad de competencia.

Después del fracaso en 1994, el Verde y su propietario, Jorge González Torres decidieron ir en alianza con el PAN y su candidato presidencial, Vicente Fox, resultado ganadores ambos partidos en la contienda electoral.

Los verdes creyeron conseguir su propósito de recibir en retribución por los votos aportados la secretaría del Medio Ambiente, pero no les fu concedida, por lo que decidieron romper la alianza y buscar nuevos caminos.

Seis años después fueron en alianza con el PRI y su candidato Roberto Madrazo y la derrota fue estrepitosa, aunque mantuvieron sus cuotas de diputado y consiguieron su primera bancada senatorial.

Con todo y ello, en las intermedias de 2009, fueron de nueva cuenta con el PRI y para 2012 alcanzaron su mejor momento con el triunfo del candidato de su alianza, el tricolor Enrique Peña Nieto y sendas bancadas en el Senado de la República y la Cámara de Diputados, además de obtener la preciada secretaría del Medio Ambiente para uno de sus miembros y el gobierno de Chiapas para su naciente estrella, Manuel Velasco Coello.

Para 2018 se mostraron habilidosos y por compromisos con el gobierno de Peña Nieto tuvieron que apoyar al candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade, mientras su principal operador el gobernador de Chiapas gestionaba alianzas con MORENA y su candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador.

Ahora el Partido Verde se convirtió en un activo de MORENA, cuyas propuestas en el Congreso de la Unión son apoyadas, mientras su principal operador Manuel Velasco espera se abra un espacio en el gabinete para sumarse al mismo.

En lo electoral, ya sellaron compromiso para ir en alianza con el candidato de MORENA, Luis Miguel Barbosa, en los comicios extraordinarios de Puebla, quien está considerado como el favorito para obtener la victoria.

Claro que el Verde mantiene su premisa de hacer candidatos propios en sus alianzas, siempre y cuando se traten del círculo cercano del heredero del partido, Jorge Emilio González o en su defecto del nuevo operador del mismo, Manuel Velasco.

2.-Estela Fuentes, del  círculo cercano de Yasmín Esquivel fungirá como presidenta del Tribunal de Justicia Administrativa hasta el próximo 31 de diciembre.

Email: ramonzurita44@hotmail.com

 

 

 

 

Te puede interesar