20 junio 2019
El Popular

De frente y de perfil

Van por la séptima refinería

Por Ramón ZURITA SAHAGÚN. / marzo . 18, 2019.

Llegó el momento esperado de la primera gran licitación del gobierno del Presidente López Obrador, la de la nueva refinería, la que estará ubicado en el puerto de Dos Bocas, en Paraíso, Tabasco.

Se trata de unas de las cuatro grandes obras (El Tren Maya, el Tren Transísmico y el Aeropuerto de Santa Lucía, son las otras tres) anunciadas por el Ejecutivo federal que darán el sello a su administración.

Con la publicación de la licitación se confirma que la refinería se construirá tal y como está previsto y se desechan los rumores circulantes de que el gobierno federal desistiría de hacerla.

El anuncio realizado por la titular de la secretaría de Energía, Rocío Nahle, sorprendió por tratarse de una invitación restringida a solamente cuatro empresas, catalogadas (según dijo) como las más importante en ese rubro.

Buen marco eligió Nahle para publicar dicha convocatoria, ya que se trata del aniversario 81 de la Expropiación Petrolera y se trata de que las nuevas instalaciones produzcan un total de 340 mil barriles de crudo pesado.

Con la puesta en operación de la refinería de Dos Bocas, México contaría con un total de siete de estas plantas distribuidas en todo el país, en los momentos en que en el mundo se buscan otro tipo de energía que sustituyan a los hidrocarburos como principal fuente de suministro.

Y es que mientras en México se considera que la refinería es necesaria para no depender del exterior en este sentido y algunos apuestan a que se cancele el proyecto, desde el gobierno se augura que permitirá expandir las opciones en el terreno de los energéticos.

En la explicación dada por Nahle se señaló que la refinería de Dos Bocas tendrá 17 plantas de proceso, se contará con una planta de fuerza 93 tanques de almacenamiento, urbanización, edificios, talleres y obras hidráulicas.

Ante la cercanía del inicio de la construcción de esta magna obra, la diputada federal priista por Tabasco, Soraya Pérez Munguía, pidió, hace unos días, garantizar el trabajo a los tabasqueños asegurando la proveeduría de la mano de obra local y no recurrir a la importación de ella.

Por eso, dijo Pérez Munguía se requiere de conocer el  proyecto, ya que se trata de la gran esperanza para que Tabasco salga de la gran recesión que el afecta desde hace algunos años.

La inversión de 50 mil millones destinada a la obra es una o, tal vez, la mayor que se realizará por parte del gobierno federal, por lo que se requiere de vigilar el uso de esos recursos públicos.

Es importante la transparencia y la rendición de cuentas y se requiere de mecanismos adecuados para ello.

Y aunque la diputada priista continúa pidiendo que se realice una licitación pública, Nahle explicó que se tuvieron entrevistas con muchas empresas del mundo, con las mejores prácticas de transparencia y experiencia en la construcción de refinerías, por lo que se decidió invitar a cuatro de ellas a participar en la licitación por invitación.

2.- La inversión en las refinerías no se limita a la construcción de una nueva, las otras seis tendrán trabajos de rehabilitación y mantenimiento.

 

Email: ramonzurita44@hotmail.com

Te puede interesar