17 julio 2019
El Popular

De frente y de perfil

Sin sorpresas

Por Ramón ZURITA SAHAGÚN. / marzo . 11, 2019.

No se produjeron las sorpresas esperadas en el contenido del informe sobre los primeros 100 días de gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador. Simplemente el evento se redujo a destacar lo hecho en ese lapso.

Las dudas y expectativas creadas alrededor de los temas a tratar en el documento, no pasaron de ser simples especulaciones, ya que el Ejecutivo federal dedicó su tiempo para exaltar lo que se ha hecho desde el primero de diciembre en que asumió la Presidencia de la República.

El Presidente reconoció la labor realizada por algunos de sus colaboradores y, especialmente, a las fuerzas armadas por su desempeño, en diversas tareas, destacando las relacionadas a la lucha contra el robo de combustible y en la pacificación del país.

Dentro del contenido de su discurso, el Ejecutivo resaltó la importancia de las tres reformas constitucionales, alcanzadas hasta el momento, entre las que ubican las leyes de extinción de dominio, la tipificación de delitos como graves, como el fraude electoral, la corrupción y el robo de combustible, además de la creación de la Guardia Nacional.

López Obrador contó, en el evento, con la presencia de gobernadores de los distintos partidos políticos y ahí ratificó su compromiso de que con la Comisión de la Verdad se esclarezca el caso de la desaparición de 43 estudiantes de la escuela de maestros de Ayotzinapa.

Fueron varios puntos los precisados por el Presidente de la República, señalando que su gobierno mantiene relación de respeto con los otros dos poderes de la Unión, el Legislativo y el Judicial.

Sin embargo, lo que más llama la atención de los primeros cien días de gobierno del Presidente AMLO son las encuestas, las que lo mantienen en un alto nivel de popularidad y de aceptación de su gobierno.

Por cierto que la gira relámpago por varios estados del país el pasado fin de semana mostró distintas cosas.

En Guanajuato dejó en claro la popularidad de Diego Sinhué Rodríguez, gobernador del estado, quien se atrevió a presentarse en público con el Ejecutivo federal y fue objeto de nutridas porras, aunque no faltaron los abucheos, pero por debajo de los aplausos, con todo y que Guanajuato se ha convertido en la entidad con mayor violencia. Incluso el fin de semana fueron ejecutadas casi 20 personas en un bar de Salamanca.

Jalisco sirvió como escenario para la reconciliación de dos antiguos socios políticos, el gobernador Enrique Alfaro y el delegado federal, Carlos Lomelí.

En Aguascalientes, el gobernador Martín Orozco, prefirió ir al aeropuerto, para no acudir al evento presidencial, ante el riesgo de ser abucheado. Recibió al Presidente, lo saludó y después emitió un mensaje explicando la actitud.

Puebla fue el escenario adecuado para que el Ejecutivo federal se lavara las manos en el caso de los comicios extraordinarios y aclarara que no intervendría y que tampoco usarán su imagen con propósitos electorales.

Al margen de las encuestas que resaltan su popularidad y la aceptación de su gobierno entre la población abierta, a nivel nacional, los cinco días recientes dejan en claro la ruta de un gobierno apenas iniciado y que sus propósitos los alcanzará, ya que aclaró, antes muerto que claudicar.

 

Email: ramonzurita44@hotmail.com

Te puede interesar