19 junio 2019
El Popular

Stalingrado

Réquiem de la democracia

Por Rodrigo ROSALES ESCALONA. / marzo . 09, 2019.

Imaginemos que Maximilien Robespierre, Jean-Jacques Rousseau, Maquiavelo, Lenin, Trotsky, Marx, Benito Juárez, Carlos Pereyra, Adolfo Sánchez Vázquez, y otros más, quienes fueron los hacedores del pensamiento filosófico y político; a su vez, aportaron lógica y reflexión, para ir construyendo lo que conocemos como Democracia, vivieran actualmente en nuestro amado México, encontrarían una catástrofe política

En cuanto al quehacer de la política y la formación de institutos políticos que emanan de necesidades y reclamos sociales, llamados partidos, los anteriores pensadores, le fueron dando forma y carácter en su doctrina, ideario, ideología y filosofía.

Siempre he sostenido que, desde Carlos Salinas de Gortari a nivel nacional, y Rafael Moreno Valle en Puebla, se encargaron de despojar a los partidos políticos de identidad y dignidad, para hacerlos una maraña de elementos serviles, desgarrados de sus principios y sectores sociales al que se identifiquen. Ya no son el elemento de ser exponentes de demandas sociales, solamente el eco de un sistema llamado “pragmático”, es decir, sin ideología: mercenarios sin más.

La política dejó de existir. Hoy, es como una ballena varada en la playa, porque en la llamada democracia, es como una botarga, cualquiera puede vestir, escondiendo sus negras intenciones.

Lo encontramos en cuanto a que son comparsas los personajes, de ser los avales del despojo de nación, de incrementar injusticias, represión y miseria, nada más. Eso sí, gallardamente se asumen como los paladines de la tecnocracia. Claro, el ser pragmático lo permite, en cuanto a que hacen de las leyes un mero juego de palabras para tapar sus tropelías y crímenes.

Aquí entendemos por crítica de las ideologías el sistemático y fructífero cuestionamiento de lo que había sido considerado sobreentendido; es decir, asentado con fuerza en axiomas y prejuicios propiamente metafísicos. Ello se resume en esta frase: “La verdad es hija de su tiempo y no de autoridad alguna”.1 Las verdades otrora tenidas como definitivas pasan a estimarse provisionales; es decir, se considerarían logradas en las condiciones prevalentes cuando surgieron. Que la vigencia de cualquier verdad resulta temporalmente limitada, que lleva dentro de sí un inevitable “núcleo temporal”2 inicialmente no lo detectan quienes buscan la verdad. Sólo sus sucesores, por supuesto en circunstancias diversas, vuelven muy problemáticas las certezas anteriores.

Sólo cuando los individuos socialmente domesticados sean capaces de cuestionar la legitimidad de las instituciones que los dominan podrán abrir camino a entender que éstas son obra suya y pueden ser modificadas por él.

Ésta es la tarea de la crítica de las ideologías: quitar a las instituciones su supuesta condición natural, con base en reconstruir los orígenes históricos del prejuicio y preparar así su revisión.

Para el proceso electoral que se lleva a cabo en Puebla va a ser importante el pronto esclarecimiento del accidente en el que perdieron la vida Martha Erika Alonso y su esposo Rafael Moreno Valle pues, entre más se tarden las autoridades federales, los opositores al candidato de Morena, quien sea, tendrán la herramienta de la sospecha para utilizarla en su propaganda. Los peritos podrían tardar de seis meses a dos años. La disputa por el poder no es un asunto moral.

El hecho es que la orfandad morenovallista, es aprovechada por oportunistas mercenarios, como el dirigente del PAN, Marko Cortés, quien impuso a Enrique Cárdenas como candidato de una alianza perversa entre PAN, PRD y MC, donde Cárdenas, fue furibundo denunciante y crítico del fallecido Rafael, así mismo, Marko, ocupa al partido, gracias a que Rafael lo impuso. Hoy resulta que coloca a un nefasto.

Tristemente, la derecha perdió dignidad. La alianza perversa, ante su mezquindad miserable de ser hambrientos de subsidios y canonjías gracias al poder en turno, pretenden competir un cadáver, en cuanto a que ellos nada que ver con un principio partidista. Tenemos a un Fernando Morales, Carlos Martínez, Roxana Luna, los yunquistas, que, sin dignidad, ríen de tener a Enrique como candidato, porque es la forma de hacerse de recursos económicos mediante el chantaje, nada más.

El sostener que, mediante Cárdenas, se despojan del morenovallismo, son ingenuos, porque él los alimentó, les dio migajas, con las que estuvieron felices de ser fieles comparsas y cómplices. ¡Qué hipocresía más descarada!

En esa línea, también Enrique Doger, muy enfático dice que Alberto Jiménez Merino, candidato a la gubernatura por el PRI, representa lo peor del PRI en Puebla y por eso no lo apoyaré en campaña. Si Doger tuviera dignidad y memoria, no diría tal cosa, porque él sabe perfectamente de qué pie cojea. Ahí está la historia, esta no miente y es cruel; por lo que bien haría en medirse para que no le cobre factura la historia. Su pregonero el presidente del Comité Estatal del PRI Javier Casique Zárate, dijo que no tienen contemplado expulsar o sancionar a Enrique Doger por anunciar que no apoyará al candidato a gobernador, Alberto Jiménez. Claro, porque sería como dispararse un balazo en el pie.

1 Brecht, Bertolt ([1938-1956] 1957): Leben des Galilei, escena 4. Gesammelte werke in acht bänden, Fránkfort (Suhrkamp), 1967, tomo II, página 1269.

2 La verdad no es –según el postulado marxista– sólo una función propia del conocer: está ligado a un núcleo temporal que afecta tanto al objeto como al sujeto del conocer mismo”. Benjamin, Walter (1982): Das passagen-werk [Aufzeichnungen und materialien, tomo 5.1 (editor Rolf Tiedemann). Fránkfort (Suhrkamp), página 578.

 

Te puede interesar