17 julio 2019
El Popular

De frente y de perfil

Adiós al PRD

Por Ramón ZURITA SAHAGÚN. / febrero . 20, 2019.

Una nueva estocada, sin tocar hueso, se hundió en el morrillo del Partido de la Revolución Democrática herido de muerte, buscando tablas, para bien morir.

La salida de nueve diputados federales de la bancada de San Lázaro, convirtió al partido del sol azteca en la representación más exigua de las que forman parte de la LXIV legislatura.

Con todo y ello, su dirigente nacional interino, Ángel Ávila, desestimó la salida de los diputados y descartó que su partido tienda a desparecer.

Y es que la representatividad del PRD en el Congreso de la Unión, se limita a diez diputados federales y cinco senadores, las más chicas en ambas cámaras, con todo y que antes del tsunami del primero de julio gobernaban entidades como Morelos, Michoacán, Tabasco y CDMX, mientras que ahora solamente les queda la entidad tarasca.

Las tres entidades anteriores (Morelos, Tabasco y CDMX) pasaron a manos de gobernantes de MORENA, que les ganaron con amplitud a los del PRD y los desplazaron, pasándolos a formar de la llamada “chiquillada”.

Desde su fundación en el lejano 1989, el perredismo se fue fortaleciendo ganando entidades como el Distrito Federal, Michoacán, Tlaxcala, Zacatecas, Baja California Sur y posicionándose entre los electores.

Estuvo a punto de ganar la Presidencia de la República en 2006, quedando su candidato, el hoy Ejecutivo federal, Andrés Manuel López Obrador a solamente medio punto porcentual del triunfo, en un cuestionado resultado.

Después de eso, el partido comenzó a deteriorase, por una fracción que se apropió de los altos mandos y las principales figuras renunciaron a su militancia, unos se mantuvieron al margen de la militancia y otros dieron forma al hoy partido mayoritario.

Cuauhtémoc Cárdenas, Porfirio Muñoz, Alejandro Encinas y el propio Andrés Manuel López Obrador se fueron del PR; dejando solamente un cascarón del que se colgaron “Los Chuchos”.

MORENA se convirtió en opción para aquellos que querían una candidatura de izquierda, convirtiéndose en todo un fenómeno en las urnas, alcanzando algo que no se veía desde los remotos tiempos del priismo avasallador, mientras el PRD buscaba alianzas con el PAN y Movimiento Ciudadano para competir dignamente en el proceso electoral federal, que dejó en claro el rechazo ciudadano a esas siglas.

Para colmo de los males acumulados, sus alianzas en Puebla y Veracruz, dejaron de existir y para los comicios del dos de junio no se le ve futuro al sol azteca, sin importar si va o no en alianza.

El golpe proporcionado por su ahora ex coordinador de los diputados Ricardo Gallardo, fue certero y solamente le falta el puntillazo de muerte.

2.- Son pequeños ajuste los que se discuten sobre la conformación de una Guardia Nacional, siendo el principal tema, si el mando de la misma es militar o civil, por lo que es casi seguro la aprobación surgirá hoy del pleno del Senado de la República.

3.- Signos de los tiempos en la LXII legislatura, un grupo de diputados intentaron formar la bancada de MORENA y nos lo dejaron, lo mismo quisieron hacer en la LXIII, un nutrido grupo de senadores y fueron rechazados. Hoy son mayoría avasalladora en ambas cámaras.

 

Email: ramonzurita44@hotmail.com

Te puede interesar