19 junio 2019
El Popular

Stalingrado

Política ¿qué significa en Puebla?

Por Rodrigo ROSALES ESCALONA. / febrero . 16, 2019.

Si en el país, hay gran vacío en la formación y perfiles de lo que implica el quehacer político, tanto en los distintos partidos políticos, como en quienes se asumen como tales, mismos que conducen a la vida nacional y social hacia una crisis parmente que es y se debe gracias a la corrupción e impunidad, gracias a que se han apropiado o usufructuando el poder político en el gobierno y economía.

Puebla no se escapa de ello, en cuanto a la miseria y pobreza formativa de quienes se dicen políticos, que se apegan al diseño tecnócrata de Carlos Salinas de Gortari, en cuanto a una palabra sin forma, pero sí con disfraz de asumir una conducta de poder, siendo “el pragmatismo”, que no es otra cosa que el ser un híbrido en todo.

Para tal fin, tenemos que, en el discurso crítico elaborado por Marx, la política resulta un nivel analítico fundamental y, en épocas de crisis y transformación como la nuestra, conviene recuperar claves para ayudarnos no sólo a su caracterización rigurosa sino para delinear los contornos de la emancipación contemporánea. La pobreza política parte de que si desde la crítica económica puede sugerirse que el capitalismo se encuentra inmerso en una serie de crisis estructurales que arrastran consigo incluso a las más expansivas y potentes naciones, desde la crítica social y política sería posible ubicar los elementos de la debacle de los esquemas liberales de ordenamiento estatal y también la potencia de las fuerzas colectivas actuales.

Para Marx, la tensión entre determinación estructural y práctica revolucionaria define los parámetros de toda posibilidad, por lo cual el proceso de politización de la clase trabajadora no transcurre fuera del proceso general de su existencia material. Justamente, en la Contribución a la crítica de la economía política, de 1859, Marx reflexiona sobre el trabajo intelectual realizado a principios de 1840 y dice que ahí apreció que “las condiciones jurídicas como las formas políticas no podían comprenderse por sí mismas ni a partir de lo que ha dado en llamarse espíritu humano sino que, por el contrario, radican en las condiciones materiales de vida, cuya totalidad agrupa Hegel, según el procedimiento de los ingleses y franceses del siglo XVIII, bajo el nombre de sociedad civil, pero que era menester buscar la anatomía de la sociedad civil en la economía política” (Marx, Karl (2005). Contribución a la crítica de la economía política. México, Siglo XXI Editores.)

En la Contribución a la crítica de la economía política, Marx reflexiona sobre el trabajo intelectual realizado a principios de 1840 y dice que ahí apreció que “las condiciones jurídicas como las formas políticas no podían comprenderse por sí mismas ni a partir de lo que ha dado en llamarse espíritu humano sino que, por el contrario, radican en las condiciones materiales de vida, cuya totalidad agrupa Hegel. (Marx, 2005: 4).

El salinismo y morenovallismo, se encargaron de descarnar todo quehacer político, como también, de los partidos políticos, quienes actúan sus personajes, de manera visceral y “pragmática”, es decir, sin un ápice de ideología, en cuanto a que sus intereses personales y de grupo, someten al pueblo a la humillación, generando rencor y malestar social.

Ante la muerte de Rafael Moreno Valle y su Esposa Martha Erika, las tribus intentan darle forma al esqueleto político en una nueva contienda para la gubernatura, misma que permite encontrar que la lucha encarnizada de cada aspirante, ignora que las siglas partidistas, son solo eso, no un partido político.

Lo más triste, es que los partidos tradicionales como el PRI, PAN y PRD, son cenizas; Morena, está en proceso de formación, los otros, tienen el papel de títeres del momento, nada más.

Por cierto, integrantes del PAN, desde la catacumba, dejan emitir lamentos con sentido de crítica contra Morena, al acusar a sus pretendientes de violar al INE por actos anticipados de campaña. De los priistas, Enrique Doger, además de que no representa a su partido y sí a los tecnócratas, trabajadores del IMSS, lo señalan como parte de la corrupción cuando fue delegado. En cuanto a Lorenzo Rivera, ex varias cosas, entre ello, delegado de la extinta Sedesol, sabe perfectamente bien el problema de los actos de corrupción en las Estancias Infantiles, donde el presidente Andrés Manuel López Obrador, determinó que la corrupción, sangró el presupuesto. Al respecto, Lorenzo está enterado que el Coordinador de Estancias Infantiles, de nombre Jorge León Lecona, es el artífice de tales anomalías, mismo que no ha sido investigado.

Seguiremos con el tema.

 

rodrigo.ivan@yahoo.com.mx

*Analista político y de prospectiva social.

Te puede interesar