19 junio 2019
El Popular

Tu Voz

“Irresponsable atentar contra las guarderías infantiles.”

Por Pablo Fernández del Campo. / febrero . 14, 2019.

De acuerdo con notas publicadas por medios poblanos y nacionales, desde finales de 2018, las guarderías de la Secretaría de Bienestar –antes Sedesol– están atravesando una crisis económica, pues el Gobierno Federal solamente les ha liberado el 45% del pago o subsidio que reciben mensualmente por el cuidado de los menores de edad y el presupuesto para éstas se recortará al 50%. Además, actualmente, están laborando sin reglas de operación y sin convenio por medio de la Secretaría.

El Proyecto de Presupuesto para 2019 que presentó la Secretaría de Hacienda destinó 2 mil 41 millones para estancias infantiles; esto era de 2 mil 29 millones menos que lo ejercido en 2018, que fue de 4 mil 70 millones de pesos. Con este recorte, deben cubrir a las 9 mil 653 guarderías de todo el país que atienden a 313 mil 540 niños y niñas.

En Puebla, existen 502 guarderías de la Secretaría de Bienestar –228 están en la capital y las restantes en 86 municipios del interior del estado–, en ellas se cuidan 18 mil 340 infantes y laboran 2 mil 200 asistentes a las que se les paga, semanalmente, alrededor de $750.

De acuerdo con los datos publicados, las responsables recibían $950 por niño(a) y $1800 por menor con alguna discapacidad; en este sexenio, recibirán un apoyo de $1600 bimestrales y ellos determinarán si los entregan a las responsables de las guarderías o a un familiar. Esto quiere decir que están trabajando como particulares, pero cobrando cuotas más bajas que las estancias privadas.

El recorte del presupuesto se debe a que, tras realizar una revisión, se encontraron irregularidades: informes adulterados. La Secretaría de Desarrollo Social registró 86 estancias a pesar de no haber validado que cumplían con los criterios de selección establecidos en las reglas de operación del programa, además de que 289 guarderías fueron dadas de baja, de las cuales en 251 se encontró que no cumplían con las reglas de operación del programa.

Por lo que el presidente Andrés Manuel López Obrador expresó que estas irregularidades llevaron a cabo tragedias como la de la guardería ABC en Hermosillo, Sonora. Además, sus declaraciones se enfilaron a que hay participación partidista en el programa.

Y el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, consideró que los recursos superiores a los 2 mil millones de pesos son más que suficientes, “pero habrá que redistribuirlos” y que la solución es que las abuelitas sean las encargadas del cuidado de sus nietos, pues, seguramente, los cuidarán mejor.

Es lamentable que existan este tipo de posturas cuando lo que verdaderamente importa es la demanda ciudadana, demanda de padres y madres de familia que necesitan de estos lugares para el cuidado de sus hijos mientras que ellos estudian o trabajan para mantener a su hogar.

Las madres y padres de familia ya expresaron su inconformidad, pues las guarderías no sólo son para el cuidado de sus hijos(as), sino que las trabajadoras direccionan y apoyan a los niños y niñas en la construcción y conocimiento de sus formas de aprendizaje.

Esta decisión encaminará a que las madres y padres de familia enfrenten problemas en sus trabajos, pues el hecho de que sus hijos ya no sean recibidos en estas estancias los obligará a llevarlos al preescolar y los horarios de éstos son, regularmente, hasta las 12horas y no hasta las 16 como en las guarderías.

La situación del recorte y la posible desaparición es preocupante, es preciso recuperar los recursos o hacer eficiente este programa; elaborar estrategias claras para acabar con las irregularidades, pero sin afectar a los usuarios de estos programas, que son los miles de niños y niñas no sólo en Puebla, sino en todo el país.

Es imperante dar tranquilidad y certeza, pues es evidente la sensibilidad en el tema de resguardo y cuidado de menores proveniente de las familias de trabajadores.

*Diputado Local de la LIX Legislatura

@pabloporpuebla

fernandezdelcampo@hotmail.com

Te puede interesar