16 febrero 2019
El Popular

Bregando

Más misses con boñiga en la sesera

Por Jaime OAXACA. / febrero . 12, 2019.

Ya salió otra miss metida diputada que requiere los reflectores, como tiene un gris desempeño legislativo poco caso le hacen, justo por eso busca los medios de comunicación. La fórmula ya es conocida: “defender” a los animalitos, aunque a los humanos se los lleve el diablo.

Los diputados son, al menos en teoría, los representantes de los ciudadanos, elegidos por el voto. Al llegar a la cámara correspondiente, se espera que el diputado defienda los intereses de la gente que representan aunque no hayan votado por ellos; el concepto Incluye a los diputados plurinominales esos entes privilegiados que no pasan por las urnas. Los pluris, pa’los cuates, realmente se ganan la lotería sin comprar billete, por un simple dedazo mágicamente se convierten en diputados, vaya usted a saber por qué razones.

Rodríguez Osorio es una pluri del estado de Colima. Esta chulada de miss sintiéndose San Francisco de Asís versión siglo XXI, pretende prohibir las corridas de toros.

Ya es frecuente que en lugar de resolver los problemas del país, que son muchos y urgentes, a los legisladores les dé por hacerse tarugos, hacen como si trabajaran quesque defendiendo animales.

Ya es choteo.

En noviembre pasado surgió otra miss que también se siente la mesías de los animales. Es diputada de un distrito de Cholula, Puebla, La señito en cuestión también quiere erradicar las corridas de toros.

Me refiero a Salvatori Bojalil, miss escándalo, conductora de programas radiofónicos. En uno de ellos, también en noviembre del año pasado, invitó a los ciudadanos a fumar marihuana en su casa… cuando ésta sea legalizada. Podría suponerse que la señora no siempre está en sus cinco sentidos, ni en la tribuna de la cámara, ni con en el micrófono.

México es un país que sufre hambre, pobreza, delincuencia. Los diputados deberían estar agradecidos con la tauromaquia porque genera fuentes de trabajos y servicios; una generosa derrama económica. Existen muchas personas que se benefician empleos y dinero gracias a las corridas de toros.

Además eso de prohibir algo sin fundamentos reales, sin hacer un estudio de daños adyacentes es peligroso.

El partido Verde se siente muy orgulloso porque prohibió la actuación de los animales en los circos. No reconocen públicamente el daño que hicieron.

Igual que los humanos, los animales, trabajaban en los circos para su manutención. Dejaron de ser parte del espectáculo, dejaron de ganarse su comida, se convirtieron en una carga para la compañía y fueron abandonados por los dueños y murieron de inanición, los animales, no los dueños.

Los burros verdes dicen que ayudaron a los animales. ¡Sí!, los mandaron a mejor vida. ¡Los mataron! Chulada de ayuda.

En caso de desaparecer la tauromaquia el asunto se torna más serio.

Existen como 300 ganaderías en nuestro país dedicadas a la crianza de bravo, esos lugares son pulmones para el medio ambiente mundial, son tierras poco propicias para la siembra, ¿las van a urbanizar? ¿Qué sucederá con los caporales, los vaqueros, los empleados y sus familias? ¿Qué pasará con los toros de lidia, desaparecerá la especie de un plumazo? ¿En serio eso desean?

Las ganaderías consumen alimentos, abono, pasturas, agricultores, molinos; cercas de alambre, madera, bombas, básculas, maquinaria, se requieren operarios, carpinteros, veterinarios, transportistas de toros. Un sin fin gente que directa e indirectamente vive de las ganaderías.

Las corridas de toros generan Impuestos, entradas de divisas extranjeras del turismo, donativos, agencias de viajes, hoteles, transportes en aviones, autos, camiones, peajes, combustibles; restaurantes, bares, cafés, cojines, bebidas, alimentos, tabacos, objetos de colección, recuerdos.

Los días de corrida se requiere: taquilleros, porteros, cuidadores de rejas, torileros, cojineros, monosabios, banda de música, pintores, carpinteros, albañiles, electricistas, arquitectos, médicos de plaza, veterinarios.;

Las dos mises, Rodríguez Osorio y Salvatori Bojalil van a conseguirles empleo a quienes lo pierdan por la prohibición de las corridas. Se harán cargo de los trabajadores y sus familias.

Por Dios santo, pónganse a hacer leyes que beneficien a los mexicanos no los perjudiquen con ideas estúpidas, usen el cerebro. La tauromaquia no sólo es más de lo que miran, es toda una estructura ecológica, social y económica que podría desaparecer por sus frivolidades. Misses cuidado con lo que quieren porque puede ser que lo consigan.

Existen muchos diputados que sólo hablan por hablar, no rebuznan porque no se saben la tonada. Rodríguez Osorio y Salvatori Bojalil, están en puestos privilegiados para ayudar a los mexicanos, se les paga para que resuelvan problemas dejen de ser una carga para el país. Urge gente que aporte, ya no queremos misses con boñiga en la sesera.

Te puede interesar