19 mayo 2019
El Popular

La Moviola

Green Book: más allá de los prejuicios

Por Noé IXBALANQUÉ BAUTISTA. / febrero . 13, 2019.

La abolición de la esclavitud en los Estados Unidos no terminó con el racismo. Así, aún en la década de los 60 del siglo XX la discriminación en contra de las personas negras era una práctica común y hasta estructural en los estados sureños de esa nación. Por ello, si un negro del norte viajaba al sur, debería llevar un guía para saber dónde hospedarse, comer o divertirse sin ser víctima de discriminación. Esa guía era conocida como Green Book, y con ese leitmotiv el director Peter Farrelly nos presenta la cinta Green Book: una amistad sin fronteras (EU, 2018) para relatar el nacimiento de una entrañable amistad entre dos personas de mundos opuestos en medio de un profundo racismo, puesta en escena que le ha merecido cinco nominaciones al Óscar incluyendo mejor película del año.

Basado en hechos reales y ubicada a principios de los 60 del siglo XX, Farrelly narra la historia de Tony Lip Vallelonga (gran trabajo de Viggo Mortensen), un mesero/guardaespaldas del Bronx, de origen italiano, que es contratado como chofer del genio virtuoso de piano Don Shirley (también gran interpretación de Mahershala Ali) quien es negro. El contrato es solamente para dos meses íntegros, tiempo que durará la gira musical de Shirley por los estados del sur, caracterizados por su violento racismo y segregación. Durante este viaje, Tony Lip vivirá de cerca la experiencia traumática de ser negro en el sur, sin importar que se trata de un genio de la música con una educación refinada y amplio conocimiento filosófico, estético y teórico de la vida, lo que los blanco sureños ven es sólo a un negro. Pero también Don Shirley vivirá la experiencia de su chofer y cuidador, un italiano de un barrio neoyorquino, que aprendió a ser agresivo y vulgar para sobrevivir en ese ambiente. Así, dos mundos opuestos se encuentran y se reconocen en las fronteras de lo humano, ahí, donde todos somos iguales.

La capacidad simbólica, dice el filósofo Ernst Cassirer, permite al espíritu humano la posibilidad de ser y estar en mundo, es decir, de existencia. Esta capacidad permite hallar sentido de vida al desarrollar las relaciones con el otro a partir de la expresión y de la interpretación, y ello sucede en la experiencia de la interacción. Y eso es exactamente lo que sucede entre Tony y Don, la interacción constante durante dos meses llegando a la manifestación de sus propios demonios, sus traumas, pero también sus virtudes, sus potencialidades les permite apreciarse en su dimensión humana y comprenderse como semejantes haciendo a un lado las aparentes diferencias. La comprensión es finalmente el resultado de la interacción a partir de la expresión y la interpretación, es el resultado del encuentro sincero entre espíritus que se reconocen para conocerse, es intersubjetividad para crear un “nosotros” que permita hacer nuestro mundo en el mundo. Es decir, posibilitar una verdadera y duradera amistad, tal y como sucedió entre Tony y Don en la vida real.

Este enfoque manifiesto en el guión y en la película misma les ha merecido sendas nominaciones al Óscar, que se suman a las respectivas nominaciones por el excelente trabajo interpretativo de Viggo Mortensen y Mahershala Ali, que con un trabajo introspectivo construyeron personajes con un realismo que resalta en la pantalla. Especialmente destaca el trabajo de Mortensen, cuyo origen no tiene relación con lo italiano, y sin embargo logró caracterizar física y lingüísticamente a su personaje, para explorar sus dimensiones internas y alejarse del gastado cliché gangsteril del italoamericano neoyorquino.

La guía Green Book adquiere un valor simbólico, por un lado el social que representa el profundo racismo que prevaleció en el sur de los Estados Unidos y que no se ha desterrado del todo, pero por otro lado, en esta película, representa la causa del encuentro humano entre un blanco y un negro que termina de una vez por todas con ese racismo, al menos en su caso. Esa guía representa lo malo pero también la causa para la comprensión humana. Green Book es una historia de comprensión más allá de los prejuicios.

Te puede interesar