24 junio 2019
El Popular

De frente y de perfil

Los Pinos y su mal fario

Por Ramón ZURITA SAHAGÚN. / febrero . 10, 2019.

¿Será cierto que la otrora residencia oficial de Los Pinos estaba embrujada y que propiciaba desquiciamiento de algunos de los personajes que pasaron por ahí?

No se sabe de cierto, lo que sí queda claro es que dentro de las historias que se tejieron dentro de esa casa se encuentra la de los rompimientos matrimoniales de algunos presidentes, los que al término de sus mandatos dieron por finalizadas sus relaciones sentimentales con la pareja que los acompañó como Ejecutivos federales.

Algunos procedieron al divorcio, otros procrearon descendientes sin deshacer su matrimonio, pero la reciente historia del rompimiento matrimonial entre Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera, confirma la idea de que algunos matrimonios se mantuvieron vinculados solamente por la vitamina del poder.

Desde que se edificó Los Pinos como residencia oficial de los Presidentes de México, catorce de ellos vivieron ahí, varios de los cuales disolvieron sus lazos matrimoniales y solamente uno, casó en ejercicio del poder.

Oficialmente Adolfo López Mateos, José López Portillo, Carlos Salinas de Gortari y Enrique Peña Nieto, deshicieron sus matrimonios al término de sus mandatos y los tres primeros procedieron a contraer nuevas nupcias.

De otros se supo de aventuras extramatrimoniales, incluso teniendo descendencia y los restantes sostuvieron su relación de pareja hasta la muerte.

Lázaro Cárdenas, el primer ocupante de Los Pinos mantuvo su matrimonio con Amalia Solórzano, aunque antes de ello tuvo algunos hijos, fuera de matrimonio. Él murió en 1970 y ella en 2008.

Manuel Ávila Camacho no tuvo descendencia con Soledad Orozco, él falleció en 1955 y ella hasta 1996.

De Miguel Alemán se cuenta muchas historias, unas ciertas y otras que no lo fueron, las que van desde el romance  con la espía alemana, Hilda Kruger, así como diversas actrices de la época. El ex Presidente tuvo otros hijos fuera de su matrimonio con Beatriz Velasco. Ella murió en 1981 y él en 1983.

Adolfo Ruiz Cortines tuvo dos matrimonios, con Lucía Carrillo y María Izaguirre, la que lo acompañó en su paso por Los Pinos. Adolfo murió en 1973 y María en 79.

Adolfo López Mateos se casó con Eva Sámano y al término de su gobierno contrajo nupcias con Angelina Gutiérrez.

Gustavo Díaz Ordaz se mantuvo casado con Guadalupe Borja, aunque sostuvo romances sonados, destacando el de Irma Serrano.

Luis Echeverría y María Esther Zuno estuvieron juntos hasta la muerte de ella en 1999.

José López Portillo tuvo sonados romances y se divorció de Carmen Romano al final de su sexenio, se casó con Alexandra Acimovic, mejor conocida como Sasha Montenegro.

Miguel de la Madrid y Paloma Cordero, estuvieron juntos hasta la muerte del primero en 2012.

Carlos Salinas se divorció de Cecilia Occelli y se casó con Ana Paula Gerard.

Ernesto Zedillo sigue casado con Nilda Patricia Velasco.

Vicente Fox llegó soltero y se casó en el ejercicio del poder con Martha Sahagún.

Felipe Calderón sigue casado con Margarita Zavala, a la que empuja como futura candidata presidencial.

Finalmente, Enrique Peña Nieto terminó su sexenio y su matrimonio, luego de que la actriz Angélica Rivera anunció su separación conyugal.

¿Será por eso que Andrés Manuel López Obrador decidió no vivir en esa casa de tan mala vibra?

Email: ramonzurita44@hotmail.com

Te puede interesar