17 junio 2019
El Popular

Stalingrado

Infantilismo político

Por Rodrigo ROSALES ESCALONA. / febrero . 09, 2019.

Siempre he sostenido, que la crisis económica, política, social y de soberanía en México, se la debemos a Carlos Salinas de Gortari, quien, en su afán de incrustarnos en la falacia neoliberal, desquebrajó a todo, mismo que lucró con el poder, al grado de que también desmembró y deformó a los partidos políticos para que no tuvieran capacidad de ser referentes sociales de lucha. Cuando se le cuestiona sobre su sexenio tan macabro, criminal y más, contesta: “Política Ficción”, como una forma de justificarse y evadir sus delitos.

Otro aprendiz de Maquiavelo salinista, lo fue Rafael Moreno Valle, mismo que también en su egolatría y ambición de poder, usurpo y se adueñó de todos los partidos políticos en Puebla, al grado de que cada representante de ellos, que no dirigentes y mucho menos líderes, los hizo títeres y muñecos, a quien como buen ventrílocuo, los hacía hablar y decir lo que Rafael quería.

Siendo que el primer partido que usurpó fue el PAN. Los militantes de dicho partido, ahora padecen y lloran por haberlos despojado. Sin embargo, ellos mismos fueron los que le brindaron sus cabezas a Rafael.

Durante su gobierno, reinó la corrupción y represión contra grupos opositores y sociales, incluyendo a la prensa; pocos medios no se doblegaron a su capricho, otros, gozaron de los beneficios de ser comparsas. Entre tanto, toda la vida gubernamental estatal y municipal, incluyendo al Congreso, dejaron de tener vida republicana, constitucional e independiente, para supeditarse a lo que diga el amo. Triste pero cierto.

Cada partido político, jamás pudo actuar como tal, porque dejaron de existir, simple y llanamente, al grado de que fueron instrumentos de acumular poder y riqueza al morenovallismo, dejando en piltrafas la dignidad.

Luego del fatídico accidente del helicóptero, donde fallece Rafael, su esposa Martha y otras tres personas, deriva en una crisis política a Puebla, porque se tiene que efectuar una elección a gobernador. Entre tanto, la lucha por la gubernatura interina, también motivó que los diablos salieran del infierno, enfrentando todo tipo de intereses, sin un ápice de ética, porque pesan más los intereses que la razón legal y de justicia.

Por el hecho de que en el Congreso se resolvió en votación, la designación del interinato, en la personalidad de Guillermo Pacheco Pulido, inmediatamente, el supuesto dirigente nacional del Bolillo, Marko Cortés, azuzó a la supuesta dirigente del mismo partido, Genoveva Huerta Villegas, de eliminar al diputado Marcelo García Almaguer, de la coordinación de diputado, bajo pretexto de que no luchó por imponer a Jesús Rodríguez Almeida. Ante ello, Marcelo, emitió su postura donde aclara que deja al PAN y se hace diputado independiente, ante la pérdida de identidad partidista de los impostores. Genoveva intenta revirarle: “Ante los ataques a la dirigencia del PAN por parte de Marcelo: lamentamos que esté confundido en sus ideas, como lo ha estado en sus ideales”. Pobre Genoveva, ella la impuso Rafael, y ahora, se siente con ideales que jamás sabrá qué significa. La renuncia de Marcelo, me parece un acto de dignidad, ante la torpeza con la que actúa los usurpadores de dicho partido.

Bien lo escribió Lenin en su texto: “Acerca del infantilismo "izquierdista" y del espíritu pequeñoburgués”, (Tomado de V. I. Lenin. Obras Completas, tomo 36, pp. 283-314.), Lenin describió el infantilismo de izquierda como la enfermedad del comunismo. Y no es que cuestionó al comunismo, pero existe algo peor que es la enfermedad ególatra, testimonial, que Lenin calificó de "infantil" de la ultra izquierda, a quienes se asumen como comunista, en el fondo, permanece el perfil burgués.

Lo anterior, lo coloco, ante la postura del diputado local José Juan Espinosa Torres, mismos que critica a Fernando Manzanilla, acusándolo de utilizar la estructura de la SGG y los programas del gobierno federal para promocionarse con miras al proceso electoral extraordinario de este año, por lo que le exigió dejar su cargo al frente de esta dependencia y volver a la Cámara de Diputados a coordinar a los diputados del Partido Encuentro Social. A su vez, enfatizó que Guillermo Pacheco, lo debe destituir de dicho cargo.

Espinosa Torres, dice ser de izquierda, que siempre ha defendido las necesidades y reclamos sociales, advirtiendo que Manzanilla, desde que estuvo con Moreno Valle, no se ha despojado de dicho pasado. Basta recordarle a José Juan, que también fue empleado de Rafael. Que él sabe de izquierda, porque tiene una mano y un pie izquierdo, nada más.

Sería bueno que José Juan, estudie y analice la Constitución, que se arme de conocimientos jurídicos; que se documente y lea de cultura en general, para que tenga elementos de juicio y no se tropiece con su lengua.

 

Seguiremos con el tema.

rodrigo.ivan@yahoo.com.mx

*Analista político y de prospectiva social

Te puede interesar