18 julio 2019
El Popular

Bregando

Usté dispense don Neguib

Por Jaime OAXACA. / febrero . 05, 2019.

La plaza más grande del mundo, La México, cumple 73 años hoy 5 de febrero. Fue construida por Neguib Simón Jalife. Usté dispense don Neguib, muy pocos se acuerdan que el coso de la capital del país existe por usted, creo que ya nadie le da las gracias.

¿Quién fue don Neguib?

Un hombre nacido en Mérida, Yucatán, en 1896, evidentemente de origen libanés. Estudió la carrera de abogado en la Universidad Nacional, en 1922 fue secretario particular de Felipe Carrillo Puerto, Gobernador de Yucatán; tiempo después fue Tesorero y Procurador de Justicia, también ocupó los cargos de Diputado y Senador. Al Alimón de su actividad política, fue fabricante de las navajas para rasurar marca "Ala" y de los focos "Lux".

Don Neguib fue empresario en la primera temporada de La México la cual constó de 4 corridas de toros; poco, muy poco le duró el gusto porque agobiado de deudas y problemas tuvo que vender la plaza a Moisés Cosío en noviembre del mismo 1946. Don Neguib falleció en 1950.

Existe una escultura de Don Neguib en la explanada del coso, a la izquierda de la entrada principal. Usté dispense don Neguib, los aficionados entienden que su escultura debería estar en un lugar privilegiado para que todo mundo la viera, no escondida atrás de los camiones de la televisora que transmite las corridas, pero la empresa de Alberto Bailleres y Javier Sordo no piensa así, necesita espacio para poner cantinas y no hay sitio para que los asistentes vean al padre de la plaza México.

A esas cantinas suele asistir gente que los taurinos catalogan como frívola, que no entienden la fiesta ni les interesa, pero la verdad es que a los nuevos aficionados no hay quien les diga lo que es la fiesta, el significado que tiene, la mayoría no sabe que es una tradición que en junio próximo cumplirá 493 años que se realiza en estas tierras.

Actualmente la empresa controla absolutamente todo: los jueces de plaza, el veterinario, la Comisión Taurina, los grupos taurinos, gran parte de la prensa, don Neguib, le comento que lo único que aún no controla es el clima. Deben estar estudiando la forma de hacerlo.

Usté dispense don Neguib pero fíjese que la propia empresa no tiene respeto por la plaza que usted le dio al mundo de los toros, es incapaz de presentar toros con trapío, ya no se permite a los aficionados ver los toros en la plaza antes de los festejos, ni siquiera muestran las fotos del ganado.

Desde hace algunos años la plaza tiene pésimas entradas. En la época del doctor Gaona al torero que triunfaban lo repetían a la siguiente y a la siguiente, así se fueron logrando las figuras. Ay don Neguib pareciera que algún enemigo de la tauromaquia es quien asesora a la empresa, la cual arma los carteles como si se tratara de una feria, cierra las tercias e impide que alguien repita.

Quitando dos o tres fechas al año los tendidos lucen vacíos, por ningún lado se aprecia interés de la empresa por poblar las localidades, usté perdonará don Neguib pero da la impresión que la actual empresa hace lo posible para que la gente no asista, como si se tratara de comprobar que necesitamos una plaza con menos aforo.

Don Neguib, no tardan en derrumbar el estadio de fútbol, ese que también usted construyó, el que está junto a la monumental, de ahí se desprende el miedo a que de paso tiren el recinto taurino o por lo menos la parte de las localidades generales y edificar una plaza comercial. Con tristeza le cuento que la plaza que su menda construyó con tantos sacrificios, puede ser derrumbada total o parcialmente, a los aficionados nos provoca dolor esa posibilidad.

Puras quejas en el aniversario 73 de la plaza más grande del mundo, usté dispense don Neguib.

Te puede interesar