26 marzo 2019
El Popular

De frente y de perfil

¿Perderá el PAN BC?

Por Ramón ZURITA SAHAGÚN. / enero . 29, 2019.

30 años después, tiempo en que transcurrieron cinco gobiernos panistas emanados de las urnas, Acción Nacional es muy probable pierda su joya de la corona, el gobierno de Baja California.

No se trata solamente de perder uno de la docena de gobierno detentados por los blanquiazules, sino de la entidad que se convirtió en emblemática para ellos, ya que fue la primera gubernatura no solamente del PAN, sino de la oposición en conjunto que había sido arrollada por la maquinaria priista en cuanto intento realizaron por apropiarse de la voluntad expresada por los ciudadanos en las urnas.

Durante esos treinta años, los ciudadanos de BC tuvieron como gobernantes a Ernesto Ruffo, Héctor Terán, Alejandro González Alcocer (interino y sustituto), Eugenio Elorduy, José Guadalupe Osuna y Francisco Vega, todos ellos de extracción panista.

Durante el imperio panista sucedieron muchas cosas, unas buenas, otras regulares y también malas, las que van desde la violencia desatada hasta la explosión económica de Ensenada como centro de producción vinícola y turístico, sin dejar de lado la constante presencia de migrantes que en cantidades de miles se agolpan en Tijuana, procedentes de diferentes continentes.

En la frontera norte del país se han posicionado en esos 30 los principales grupos delincuenciales, los que metódicamente hacen notar su presencia en la entidad, dejando constancia de su presencia física.

Con todo y ello, los panistas ganan una y otra vez los comicios estatales, aunque en ocasiones varias han perdido los principales ayuntamientos como Tijuana, Mexicali, Ensenada y Tecate. En alguna ocasión los priistas conquistaron todos los ayuntamientos, excepto uno, con lo que se consideró ganaría el proceso comicial estatal, lo que no sucedió.

En esta ocasión, el panismo se ve acéfalo, sin dirección alguna, con un gobernante (Francisco Vega) catalogado dentro de los peores del país y para colmo, sus aspirantes a sucederlo no parecen tener el carisma, arrastre o presencia que pudiera mantener el gobierno en manos de los blanquiazules.

Ya el PAN fue borrado de las urnas en los pasados comicios federales, aunque el fenómeno López Obrador se considera como un bálsamo, ya que lo mismo sucedió en el resto del país.

Hace seis años había sucedido lo mismo, ya que el PRI conquisto siete diputaciones federales, pero perdió las senadurías y un año después, nuevamente el PAN ganó la elección estatal.

En esta ocasión, Jaime Bonilla, será el candidato de MORENA, el partido sorpresa que arrasó en los comicios federales, donde el mismo Bonilla se convirtió en senador de mayoría, cargo al que solicitó licencia para convertirse en delegado del gobierno federal en el estado y principal prospecto al gobierno del estado.

Mientras MORENA se encuentra listo para competir, el PAN, partido en el poder no encuentra entre sus militantes un adversario de peso que pueda competir en igualdad de condiciones y que logre borrar el malestar que deja la administración estatal de “Kiko” Vega.

Hasta ahora se mencionan como posibles a Óscar Vega Marín, la senadora Gina Andrea Cruz y el secretario de Gobierno, Francisco Rueda, entre otros.

 

Email: ramonzurita44@hotmail.com

Te puede interesar