24 mayo 2019
El Popular

De frente y de perfil

Operación Manzanilla

Por Ramón ZURITA SAHAGÚN. / enero . 24, 2019.

La labor se viene haciendo desde hace varios meses y en ella convergen varios grupos, con la firme intención de encaminar a Fernando Manzanilla como un candidato conciliador al gobierno de Puebla.

Ex secretario de Gobierno en la primea etapa de Rafael Moreno Valle, cuñado del fallecido ex gobernador y conocedor de muchos de los secretos del ex mandatario, Manzanilla repite como secretario de Gobierno estatal con el priista Guillermo Pacheco Pulido.

Para alistarse en su nuevo cargo, hubo de dejar la coordinación del grupo legislativo de Encuentro Social en la Cámara de Diputados, a fin de encontrarse listo por si logran la gran alianza planeada.

Es cierto que Manzanilla rompió en el pasado con su cuñado Moreno Valle, lo que le impidió ser el candidato del grupo para la gubernatura de dos años que finalmente quedó en manos de José Antonio Gali Fayad, el entonces alcalde de Puebla.

Para ocupar el sitio de Gali como presidente municipal interino quedó Luis Banck, aspirante ahora a la candidatura al gobierno del estado, en la elección extraordinaria de mediados de este año.

Banck y Gali rompieron, siendo uno gobernador y el otro alcalde sustituto, por lo que se advierte que el ex gobernador y su grupo no respaldarán la intención de su sustituto.

Ante eso la situación se presenta propicia para que Manzanilla emerja como un candidato bisagra entre varios grupos que lo podrían respaldar en su intención por competir por el gobierno estatal.

Hasta el momento, Manzanilla alzó la mano para presentarse como opción de la alianza formada por MORENA, PES y PT, con todo y que la presidenta del Movimiento de Regeneración Nacional, Yeidckol Polevnsky, ya anticipó que mantendrán a su mismo candidato del año pasado, Luis Miguel Barbosa.

El arribo de Fernando Manzanilla como secretario de Gobernación le permite una posición privilegiada, en el caso de que Barbosa no sea ratificado como abanderado de MORENA y sus partidos satélites.

Y es que hay un movimiento de rechazo a la figura de Barbosa, donde priva el sentimentalismo de la ciudadanía por la batalla enconada del ex senador en contra de los resultados electorales de julio pasado que han dejado varias víctimas colaterales: la gobernadora en funciones, Martha Erika Alonso y la presidenta del Tribunal Electoral, Janina Otálora.

Hay quienes establecen que de continuar dicha percepción y la dirigencia de MORENA en insistir en postular a Barbosa a sabiendas del riesgo de rechazo que prevalece, Manzanilla podría ser avalado por una alianza conformada por Encuentro Social, los panistas reagrupados por Gali y hasta el desecho priismo que tiende a desaparecer.

Fernando Manzanilla sería esa opción y eso es a lo que apuesta el hoy flamante secretario de Gobierno de Puebla y carta principal de aquellos que rechazan la nominación de Barbosa y la posibilidad de que el panismo sufra un colapso como que le hizo perder el gobierno interno en Puebla.

2.- Michoacán sufre por el desabasto de gasolina, alimentos y la presión de la CNTE que exige el pago justo, mientras el gobernador, Silvano Aureoles se recrea en Europa, sin atender los asuntos de gobierno.

 

Email: ramonzurita44@hotmail.com

Te puede interesar