21 marzo 2019
El Popular

Tómelo con calma

Compran por emergencia 571 pipas en dólares

Por Fernando MORA. / enero . 23, 2019.

Por medio de una adquisición directa debido a la emergencia de combustibles, el gobierno federal firmó contratos para comprar 571 pipas a un costo que supera los 85.3 millones de dólares. El fin de semana, un grupo de funcionarios viajó a Nueva York para concretar la compra de 571 pipas para el transporte de combustible.

Andrés Manuel López Obrador dijo que las circunstancias lo facultan a ordenar esta compra con disposición inmediata de recursos. Así las cosas al gobierno le resulta más caro el caldo que las albóndigas, y es que en su afán de erradicar el saqueo de combustible de los ductos de Petróleos Mexicanos, debe destinar mayores recursos para palear la situación que parece no tener fin al menos en lo inmediato. Y es que AMLO debió haber planeado la estrategia para abatir el problema, contrario a México, Colombia logró disminuir en 95 por ciento el robo de combustibles en dos años, gracias a la creación de un grupo policial especializado, la aplicación de tecnologías para el rastreo de las gasolinas, así como un sistema de vigilancia y control de la cadena de suministro. No se trataba de descubrir el hilo negro.

Tómelo con interés. A tres semanas de que la administración federal emprendiera una lucha en contra del robo de combustibles, que ha sido apoyada de una u otra forma por un amplio sector de la sociedad, el viernes pasado se registró uno de los sucesos más delicados que derivó en la peor tragedia del huachicoleo en México.

En Tlahuelilpan, Hidalgo, a menos de 100 kilómetros de la refinería de Tula, la población (alrededor de 400 o 500 personas), se presentó a saquear una fuga de combustible, provocando una explosión que al momento registra cerca de un centenar de muertos, y aún más de 50 desaparecidos.

Autoridades en los tres niveles de gobierno han emprendido acciones para tratar de establecer un orden en el tema del robo de combustible; sin embargo, queda claro que el asunto obedece a esa esencia de intentar obtener un beneficio extra, anteponiendo intereses personales que caracteriza a un amplio sector de la sociedad. Es una reacción al parecer incontrolable que se observa en distintos niveles del país,  que nos lleva a la reflexión que los mexicanos no necesitamos de enemigos; nosotros mismos nos encargamos de ponernos obstáculos, y conducir a nuestro propio fracaso.

Hoy sale a la luz y nos alarmamos por el robo de combustibles; a diario existen mermas y robos en almacenes, que ya se calculan y justifican como situaciones cotidianas; cuántas veces en accidentes de transporte se ha reportado el saqueo o rapiña de la población? En fin es una forma de ser, que lamentablemente hemos justificado a lo largo de los años, y el cambio no llegará hasta que como sociedad tomemos conciencia de lo que sucede, y de lo que todos debemos hacer desde nuestro primer círculo.

Tómelo con atención. Este inicio de semana amanecimos con la noticia del asesinato del periodista Rafael Murua Manríquez, director de Radio Kashana (Radio Comunitaria), en La Paz, Baja California Sur. Es la tercera en la administración de Andrés Manuel López Obrador. Es lamentable que en los tres niveles de Gobierno no se observan avances en la prevención de delitos contra la libertad de expresión; si bien hace unos días Rafael Sánchez del Pozo, titular de la Fiscalía Especializada en Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión, de la Fiscalía General de la Nación, informó de la disminución del delito de amenazas contra periodistas y comunicadores en 2018, también las investigaciones de dicha instancia apuntan una vez más a la intervención de autoridades estatales y municipales, en la mayoría de los hechos.

@Fernando_MoraG

*Maestro en Comunicación Institucional por la Universidad Panamericana.

*Socio Fundador del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo.

* Presidente de la Fundación Fernando Mora Gómez por la Libertad de Expresión.

Te puede interesar