20 abril 2019
El Popular

Alquimia de poder

Huachicol y el tráfico con la pobreza

Por Ruby SORIANO. / enero . 21, 2019.

Las tragedias desafortunadamente nos hacen recordar todo lo que es el origen de las mismas con todo y sus protagonistas.

México hoy hace frente a un hecho lamentable con la pérdida de decenas de vidas frente a un combate frontal a la corrupción y a las organizaciones delictivas que desde diferentes frentes hicieron florecer uno de los negocios más rentables como el robo de combustible.

En estos momentos debemos tener en cuenta que Puebla fue de las primeras entidades que vergonzosamente se convirtieron en un referente en la naciente industria ilícita del huachicol.

En el último sexenio, los capos de este jugoso negocio sentaron sus centros de operaciones en los municipios con alta vulnerabilidad debido a sus niveles de marginación y pobreza.

Son muchos los que están enterados del paulatino crecimiento de este ilícito al menos en Puebla, donde igual que en otros puntos del país, poblaciones enteras le entraron al negocio como una forma de sobrevivencia ante la baja productividad de sus tierras.

Gobiernos y élites de poder, por décadas han traficado de manera insultante con los programas sociales que han sido etiquetados con un letrero electoral y dejaron de cumplir su objetivo central de llegar a quienes más necesitaban esos apoyos.

Programas estatales y federales fueron utilizados de manera arbitraria para fondeo de campañas y entrega de dádivas para la compra de votos.

Hoy muchos de los que operaron todas estas estrategias están en diferentes frentes partidistas y asumiendo posturas críticas que son de ornato, pues en el fondo saben cómo se robaron cientos de millones de pesos que no fueron entregados a poblaciones vulnerables y que fueron a parar a bolsillos de operadores electorales.

El huachicol como el narcotráfico destapó en México una gran cloaca donde salen salpicados muchos.

Vienen a mi mente nombres, muchos, algunos de ellos: Juan Carlos Lastiri, Nancy de la Sierra, Alejandro Armenta, el finado ex gobernador Rafael Moreno Valle, Luis Miguel Barbosa, Rosario Robles, Lorenzo Rivera, Mario Rincón, Juan Manuel Vega Rayet y muchos otros quienes seguramente nos pueden dar cátedra de cómo manipular programas sociales para evitar que los recursos lleguen a quienes los necesitan y que el fondeo se encauce siempre con una etiqueta político-electoral.

La memoria siempre es una buena herramienta para tener en cuenta referentes del pasado reciente.

A pesar de las críticas que el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha recibido a su estrategia de combate al robo de combustible, resulta acertada la decisión de mantenerse firme y seguir adelante con la embestida contra quienes hoy encabezan los cárteles del huachicol en México.

Esta cruzada del Gobierno de México tocó grandes intereses que no están dispuestos a perder esa rentable cantidad superior a los 60 mil millones de pesos que anualmente se obtienen por la ordeña y venta de combustible robado.

México está frente a la posibilidad de embestir de manera real a toda la red de corrupción que por años ha realizado un escandaloso saqueo al país.

@rubysoriano

mediatikosconsulting@gmail.com

Te puede interesar