16 junio 2019
El Popular

La corte de los milagros

Guillermo Pacheco o Rodríguez Almeida, el gobernador interino

Por Rodolfo RUIZ. / enero . 21, 2019.

Este lunes el Congreso podría nombrar al gobernador interino de Puebla, que se hará cargo de conducir la administración estatal en tanto se desarrollan las elecciones extraordinarias que, tentativamente, se efectuarán el 2 de junio.

Al final de este manoseado proceso dos son las cartas que estarán en la mesa de negociaciones: la de Guillermo Pacheco Pulido, que llega con el respaldo de los diputados de Morena, el PRI, el PT y el PES; y la de Jesús Rodríguez Almeida que tiene el apoyo del PAN y de los diputados PRD, NA, MC, CPP.

Lo ideal habría sido que el Congreso designara al gobernador interino por consenso o con el voto de las dos terceras partes de sus 41 diputados, pero los ánimos entre los grupos y partidos rivales están muy encontrados, muy polarizados.

Las negociaciones de este fin de semana han dejado en claro varias cosas: que los diputados y dirigentes del frente morenovallista ya tienen nuevo líder: el ex gobernador José Antonio Gali Fayad y que éste tiene como propuestas para el interinato al actual encargado de la gubernatura, Jesús Rodríguez, y al diputado con licencia y ex secretario de Desarrollo Social en su gestión, Gerardo Islas Maldonado.

Que el frente morenovallista se está transmutando en un frente galista, tras la muerte de Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle, el retiro de la vida pública de quien fuera uno de sus principales operadores políticos, Eukid Castañón Herrera, y la falta de liderazgo entre los panistas de Puebla del dirigente nacional y la dirigente estatal, Marko Cortés Mendoza y Genoveva Huerta Villegas, respectivamente, así como de quien funge como coordinador de su grupo parlamentario en el Congreso local, Marcelo García Almaguer.

A lo anterior hay que sumar la inminente renuncia de Luis Banck Serrato como jefe de la Oficina del Ejecutivo y su decisión de no participar en la nominación del futuro abanderado del PAN a la gubernatura en las elecciones extraordinarias, y de otros funcionarios plenamente identificados con Rafael Moreno Valle y Martha Erika Alonso que hoy ocupan puestos clave en el gabinete.

El intento del ex gobernador Gali Fayad de mantener, de cara a los comicios extraordinarios, la continuidad del Frente y de impulsar la aspiración de su hijo, Antonio Gali López, como posible abanderado de este bloque de partidos, ante la tibieza de algunas figuras panistas que siguen deshojando la margarita de participar o no en las elecciones extraordinarias de gobernador, como Eduardo Rivera Pérez y Jorge Aguilar Chedraui.

Otra cuestión que también ha quedado de manifiesto es que Luis Miguel Barbosa Huerta es hoy por hoy la figura de mayor peso y cohesión dentro del bloque Juntos Haremos Historia.

La nominación de Pacheco Pulido tiene, por supuesto, su aval y de consolidarse demostrará que fue más hábil y efectivo que Marko Cortés en el proceso del nombramiento del gobernador interino, pese a que éste llevaba mano en su designación en instancias nacionales como la Secretaría de Gobernación federal (Segob).

El ex presidente municipal de Puebla y ex presidente del Tribunal Superior de Justicia es una figura apreciada por la clase política local por su buen trato y buenas maneras, que hasta el ex gobernador Gali Fayad avala, a diferencia de Jesús Rodríguez Almeida, que es percibido como fuereño y ajeno a los grupos locales.

En lo personal creo que su nombramiento como interino daría un poco de estabilidad y certidumbre al aparato gubernamental, en un momento crítico para el estado por la confrontación partidista, la creciente inseguridad y la incipiente coordinación y colaboración entre autoridades de los tres niveles de gobierno.

Si el elegido es Pacheco Pulido, se confirmará la debilidad de la dirigencia nacional panista frente al gobierno federal y su poca o nula capacidad de construir acuerdos y sumar voluntades de otros partidos; y la percepción de que Morena y Miguel Barbosa van en caballo de hacienda para ganar las elecciones extraordinarias.

Pero si el nombramiento recae en Rodríguez Almeida será evidente que al final sí hubo acuerdo entre el CEN del PAN y la Segob, y que los de Morena tendrán que cerrar filas y olvidarse de que López Obrador saldrá a su rescate en las elecciones extraordinarias.

Lo que me parece poco probable aunque no imposible es que ante la cerrazón de unos y otros, el Congreso local sea presionado a optar por un tercero en discordia, Gerardo Islas Maldonado, cuya inclusión en la terna final hay que adjudicársela al ex gobernador José Antonio Gali.

En corto

Este fin de semana los miembros del Colegio de Notarios del estado de Puebla eligieron a su nuevo Consejo Directivo para los años 2019 y 2020.

Como sucesor de Gerardo Lara Said fue electo Antonio Oropeza Barbosa, titular de la Notaría Pública número 23 de Puebla, y quien es hijo del también notario Antonio Oropeza Zafra.

En el Consejo Directivo saliente presidido por el notario 19 de Puebla, Gerardo Lara, Oropeza Barbosa fungía como vicepresidente. Éste rendirá protesta como nuevo presidente del Colegio, el 31 de los corrientes.

periodistasoy@hotmail.com

@periodistasoy

Te puede interesar