17 junio 2019
El Popular

Stalingrado

Los miserables y fanatismo

Por Rodrigo ROSALES ESCALONA. / enero . 19, 2019.

Los miserables, novela del político, poeta y escritor francés Víctor Hugo publicada en 1862, considerada como una de las obras más importantes del siglo XIX. La novela plantea a través de su argumento un razonamiento sobre el bien y el mal, sobre la ley, la política, la ética, la justicia y la religión. El autor expresó que se había inspirado en Vidocq, criminal francés que se redimió, y que la historia que transitaba en Francia del momento, le había inspirado para situar el contexto histórico: por ello, los personajes viven la Rebelión de junio (1832) y posteriores cambios políticos. La parte central, al fin, la novela sirve como una defensa de los oprimidos sea cual sea el lugar o situación socio histórica que vivan.

Como resultado del accidente del helicóptero, donde mueren Rafael Moreno Valle y su esposa Martha Erika Alonso, inmediatamente, el ex edil, Luis Banck, en el mitin luctuoso en los fuertes, expresó que se exigía justicia y se aclare tal eventualidad. Grupos panistas fueron azuzados contra la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, para gritarle “asesinos”, en referencia al presidente de la República Andrés Manuel López Obrador.

Al parecer el accidente lo provocó una falla mecánica del helicóptero marca Agusta 109, perteneciente a la empresa Servicios Aéreos del Altiplano SA de CV, propiedad de los hermanos Rafael y José Antonio Torre Mendoza. Por cierto, 24 horas después del accidente, el portal de internet de la empresa arrendadora de la aeronave desapareció y no contestan el teléfono instalado en su hangar del aeropuerto poblano.

De ahí en adelante, diversas expresiones se generan: los morenovallistas, ante su orfandad, pretenden hacerse del trono, mismos que también encabezan una postura de hacerse de la gubernatura interna. Uno de los principales colaboradores del difunto Rafael, Eukid Castañón, se asume como cabeza de grupo, porque históricamente representó el papel de esquirol y choque, dictando formas de organizarse para la elección extraordinaria, mismo, que, mediante una carta, manifiesta que se retira de la política para estar en su casa.

Si bien es cierto que se debe esclarecer todas las hipótesis del accidente, también lo es el hecho de que el gobierno federal solicitó la participación de tres países y organismos especializados en este tipo de casos, por lo que no se deben crear fantasías sobre la vida de Rafael, en cuanto a que dejó una herencia de deuda pública por 30 y 45 años, capital que pesa en el pueblo. Conforme ejerció su gobierno, sobre todo al culminar, fue saliendo infinidad de información sustentada por las mismas fuentes del SAT y Hacienda, que lo catalogaron como otro gobernante corrupto.

Moreno Valle, desde que fue secretario de Finanzas con el gobernador Melquiades Morales, fue perfilando el carácter autoritario y de ambición de poder, al grado de que le calificaban como el Duce poblano. Ya como gobernador, el ego lo desbordó. Por más que intentó evadir su responsabilidad ante el reclamo social, a través de la represión social, controlar medios de comunicación, etcétera, las evidencias lo persiguieron, al grado de que como producto de las heridas al tejido social que fue martillando, el resultado electoral quedó en entredicho.

Una de las acciones de la presidencia de la República para combatir la corrupción en Pemex arroja detalles de quienes están involucrados en el robo de combustible, al grado de que alcanza a personajes de la política y gobernantes, siendo que incluyen al fallecido Moreno Valle. Podemos dar seguimiento a través de notas periodísticas donde destacan a Othón Muñoz Bravo, conocido como El Cachetes, quien tiene relación con Javier Lozano Alarcón; Carlos Loranca Muñoz, magistrado federal; Néstor Gordillo, Sergio Moreno Valle, primo de Rafael; así como otros personajes en proceso de investigación, de acuerdo con fuentes federales.

Enrique Cárdenas Sánchez, aspirante no sólo a la gubernatura interina, se pronunció por dar seguimiento a la revisión de cuentas públicas del exgobernador, Rafael Moreno Valle Rosas, pues advirtió que: “me parece a mí que definitivamente la caducidad de los delitos no se da ni por cambio de sexenio, ni tampoco porque pueda ser la única persona involucrada, hay muchas personas involucradas en los temas, entonces en mi opinión, los delitos no caducan porque cambio el sexenio ni tampoco porque alguna de las personas involucradas ya no está entre nosotras”.

El control absoluto que ejerció sobre personas que impuso en partidos, con empresarios, sobre todo en dos etapas de gobierno: la de él y la de Antonio Gali, arrojan una crisis por el poder en y desde los mismos actuantes afines a él como de oposición, para desgarrarse por la gubernatura interina, así como para la extraordinaria. Es más, los partidos satélites como el PRD, Nueva Alianza, PSI, encabezados por Fernando Morales de MC, por el hecho de que el dirigente nacional Marko Cortés, convocó a morenovallistas y yunquistas para analizar sus despojos, Fernando amenaza con formar su alianza porque jamás ha ganado solo.

Entre miserables, el fanatismo por el poder, los convierte en mercenarios.

rodrigo.ivan@yahgoo.com.mx

 

*Analista político y de prospectiva social

Te puede interesar