17 febrero 2019
El Popular

De frente y de perfil

Fiscal ¿resistirá nueve años?

Por Ramón ZURITA SAHAGÚN. / enero . 17, 2019.

La discusión en el Poder Legislativo (senadores) se centra entre elegir a un fiscal carnal o uno independiente, siendo esta última una característica que finalmente ninguno de ellos parece tener.

Largo tiempo ha pasado desde que se decidió la extinción de la Procuraduría General de la República y crear un nuevo organismo (Fiscalía) que gozará de autonomía, sin depender del Ejecutivo.

La idea germinó en varios estados, donde de inmediato se adoptó y se pasó a la figura de Fiscal del estado, cuya aprobación partía del Legislativo a propuesta del Ejecutivo.

El plazo que tendrían los encargados de la Fiscalía sería transexenal, con lo que garantizaba su permanencia al término de una administración.

Sin embargo, los fiscales han deambulado, sin mayor éxito en las entidades en que fueron aprobados por los Congresos estatales.

Hace unos días, en Tabasco, fue aprobado el nombramiento de Jaime Lastra Bastar, como Fiscal del estado, luego de que el anterior (Fernando Valenzuela) había renunciado, sin concluir su mandato, unas semanas antes del fin del sexenio del anterior gobernador Arturo Núñez.

En Jalisco, el nuevo gobernador, Enrique Alfaro, avaló como Fiscal a Gerardo Octavio Solís, cercano a su entorno.

Jorge Winckler, Fiscal en Veracruz promovió un amparo para no ser removido del cargo para el que fue electo por nueve años, luego de que el Congreso del estado aprobó la posibilidad de remover al Fiscal en turno.

Los ejemplos anteriores son los de fiscales elegidos por nueve años, pero que con la alternancia de los gobiernos estatales tendió a no respetarse dicho plazo.

En el caso del gobierno federal, la situación es todavía más confusa, ya que el primero que se pretendió llevar al cargo fue Raúl Cervantes, en lo que se catalogó como Fiscal carnal, por la cercanía que mantenía con el Ejecutivo que lo había llevado a la titularidad de la PGR.

Desde entonces se optó por dejar un encargado, sin designar al titular, hasta llegado el momento de elegir al primer Fiscal General.

Ese momento ya llegó y los senadores seleccionaron a una decena de abogados con trayectoria, de la que el Presidente de la República presentó una terna al Senado.

Sin embargo, la discusión sigue en torno a los favoritos del Ejecutivo, los que son los mismos que ya había anunciado hace un año, cuando apenas era candidato presidencial.

Dos nombres llaman poderosamente la atención, los de Bernardo Bátiz y el ahora favorito Alejandro Gertz. Quien sea el designado primer Fiscal, llevaría la tarea de estar al frente de la dependencia por nueve años, aunque en razón de la edad de ambos es un tiempo demasiado largo.

Y es que Bátiz tiene 82 años y Gertz está próximo a llegar a la octava década. Es cierto que ambos se ven bien, saludables física y mentalmente y que son personajes con experiencia, pero ¿resistirían los nueve años de gran desgaste? La sorpresa podría darla Eva de Gyves, aunque con las experiencias en los estados, el Fiscal está sujeto a ser relevado.

 

Email: ramonzurita44@hotmail.com

Te puede interesar