24 marzo 2019
El Popular

Memorial Perpetuo

Las cárceles elegidas, un momento de lucidez

Por Rogelio HERNÁNDEZ . / enero . 11, 2019.

Las cárceles elegidas  (Fondo de Cultura Económica, 2007) es un libro que reúne cinco conferencias de la escritora Doris Lessing, de origen británico pero nacida en la antigua Persia, hoy Irán, donde hace una serie de reflexiones sobre la libertad del hombre para formar su concepción de la vida; asimismo, el libro invita a cuestionar de manera contundente el desperdicio que hemos hecho del conocimiento de nuestra historia para construir un presente y un futuro más favorecedor, siendo ciegos o ignorantes de los procesos históricos que han marcado los miles de infortunios a través de los cuales las sociedades han sido laceradas, no sin mostrar que a pesar de ello, el hombre tiene la posibilidad de encontrar en la historia la forma de no repetir los mismos errores del pasado.

En el libro, la escritora hace una fuerte crítica y desnuda los mecanismos a través de los cuales las personas son influidas, también realiza una profunda reflexión acerca del comportamiento humano en donde entre otras cosas, aborda la guerra, las dictaduras, las ideologías políticas, el feminismo, el racismo, entre otros temas.

La obra contiene cinco conferencias: Cuando en el futuro se acuerdan de nosotros; Ustedes están condenados, nosotros estamos salvados; Cambio de canal para ver Dallas; La mentalidad de grupo; y, finalmente, Los laboratorios del cambio social. Todos estos textos, escritos a manera de ensayo, están conectados de tal manera que la escritora sigue su tesis tratando de repensar en los fantasmas que privan al hombre de tener una claridad a través de la cual pueda ser consciente de su realidad y por consiguiente de la realidad de su comunidad. Para ello, Lessing habla sobre prejuicios raciales y la opresión sociopolítica, pero también aborda una realidad dolorosa: “La frecuencia con la que nos dejamos dominar por nuestro pasado salvaje, los mismo como individuos que como grupo”.

Doris Lessing recuerda a sus lectores que, “los novelistas desempeñan muchas tareas útiles para sus conciudadanos pero una de las más valiosas es ésta: capacitarnos para vernos a nosotros mismos como otros nos ven”. Y este es un gran acierto de la escritora, en tanto que menciona la combinación de ramas que se encuentran en la literatura, como la sociología y la historia, mismas de las que el quehacer literario se sirve para crear precisamente este cristal que refleja modelos o arquetipos para ayudar a esta empresa de la búsqueda de lo objetivo, evidentemente, en la medida de sus limitaciones, ya que como la misma escritora menciona, incluso el libre pensador no está exento a formar parte de la ideología de un colectivo.

La escritora hace una mención profunda sobre cómo los hombres, a través de los tiempos, se han dejado llevar por corrientes de pensamiento. Sobre ello, menciona que, “a la gente le gusta la certidumbre; más aún, anhela la certidumbre, busca la certidumbre y las grandes verdades sentenciosas. Le gusta formar parte de algún movimiento provisto de estas verdades y certidumbres, y si surgen rebeldes y herejes, entonces eso será aún más satisfactorio, porque tal estructura se volverá más arraigada en todos nosotros”. Referente a este tema, menciona las revoluciones, el comunismo y el socialismo, las universidades o las religiones, entre otros ejemplos, a través de los cuáles hace una muestra muy clara de cómo es que finalmente ante la fatalidad de vivir en la periferia es que actuamos para formar parte de estructuras de fe, es decir, esa necesidad del ser humano de encontrar una verdad, que la confirme la razón o no, para saberse en un camino y no perderse en la inmensidad de la realidad que es dual: lo tiene todo y no tiene nada.

En esta obra, si bien no se encuentran respuestas contundentes, sí hay una serie de reflexiones que ayudan a realizar un pensamiento más crítico acerca de la conducta humana, lo cual es una gran apuesta de la escritora Doris Lessing, quien además muestra el desasosiego insondable que causa el saber de la indiferencia del ser humano sobre su pasado respecto a su presente para encontrar respuestas que lo ayuden a mejorar las instituciones y por consiguiente, nuestras vidas.

Te puede interesar