24 marzo 2019
El Popular

La causa y lo causado

La Resistencia

Por Miguel Barbosa Huerta. / diciembre . 14, 2018.

Con la sentencia de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), con la cual se convalidó el fraude electoral en la elección para gobernador de Puebla, terminó una etapa más, pero la lucha continúa. El año 2018 fue de gran intensidad política. En este proceso puede hablarse de tres fases: campaña, la cual a su vez estuvo integrada por precampaña, intercampaña, campaña y jornada electoral. Litigio, primero ante las instancias locales y después ante el Tribunal Federal. Resistencia, se trata de las acciones pacíficas que la sociedad civil, al lado de sus representantes populares, realizará para enfrentar al morenovallismo.

La resolución, aprobada por cuatro integrantes de la Sala Superior del Tribunal Electoral, fue un duro golpe para la democracia y un agravio más para los poblanos. El magistrado ponente, José Luis Vargas, expuso con puntualidad cada una de las razones por la cuales la elección para gobernador tendría que haberse anulado, lo mismo hicieron en sus turnos la magistrada Mónica Soto y el magistrado Felipe Fuentes; sin embargo, no hubo justicia. Cuatro magistrados, incluida la Presidenta del Tribunal, no vieron o no quisieron ver las miles de irregularidades y delitos que se cometieron —como dijo el magistrado José Luis Reyes— antes, durante y después de la elección.

A la expresión “algo huele a podrido en Dinamarca”, de la obra de Hamlet, queda bien decir que: “el nuevo gobierno en Puebla inicia podrido”, huele a una terrible ilegitimidad y padece el cáncer de la corrupción. Se trata de una gubernatura comprada, o dicho de otra manera, de un triunfo robado a la ciudadanía. Puebla queda como la única entidad en el país en donde el fraude electoral no ha podido desterrarse. La sentencia del Tribunal fue equivocada, no la compartimos, pero tiene que acatarse, porque es la autoridad; sin embargo, nunca renunciaremos a nuestro derecho de oponernos a las injusticias, autoritarismos y corrupción del grupo político que se ha enquistado como un tumor maligno en nuestro estado.

Así como hemos resistido todos los días la guerra sucia, los intentos por dividirnos y por confrontarnos, así la sociedad iniciará las acciones de resistencia civil pacífica, para detener y desmantelar al régimen del morenovallismo. Con acciones responsables, con la razón de nuestros argumentos y con la fuerza de la sociedad, vamos a terminar con las leyes del morenovallismo que atentan contra los derechos y las libertades de los poblanos, vamos a poner fin a su modelo de negocios, vamos a denunciar cada uno de sus actos de corrupción hasta que sean castigados, no les permitiremos que los recursos públicos sigan siendo su botín. Desde la sociedad recuperaremos Puebla.

El objetivo principal de esta lucha se ha cumplido: Andrés Manuel López Obrador es Presidente y la Cuarta Transformación de la República ya inició. Elementos del antiguo régimen, como es el morenovallismo, no tardarán mucho tiempo en desaparecer de la política nacional, porque el país ya cambió. Con la sentencia de la mayoría del Tribunal, sólo alargó un tiempo más su agonía.

@MBarbosaM

Te puede interesar