21 marzo 2019
El Popular

Tómelo con calma

Punto Final; comencemos de nuevo.

Por Fernando MORA. / diciembre . 05, 2018.

El sábado pasado nuestro país inició una nueva etapa; sin duda el arribo de Andrés Manuel López Obrador marcará un nuevo ciclo para México. La seguridad y el combate a la impunidad y la corrupción son los principales reclamos de la sociedad que el 1 de Julio apostó por un cambio radical que permita modificar a nuestro país.

En un discurso fuerte y claro ante legisladores e invitados especiales, Andrés Manuel López Obrador reiteró que la venganza no es lo suyo, llamando a la conciliación y la unión de los mexicanos, planteó poner punto final al neoliberalismo e iniciar de nuevo.

El domingo ante las fuerzas armadas reiteró su llamado para conformar la Guardia Nacional, dejando en claro que las autoridades y la sociedad sólo confían en el Ejército y la Armada de México, para superar la violencia e inseguridad que en la actualidad aquejan a nuestro país.

Sin duda, la dirección está tomada y el rumbo será con base en la coordinación entre los niveles de Gobierno, y el trabajo con el Ejército y la Armada para superar la situación adversa que enfrentamos.

El primer mandatario ha dejado claro que el presupuesto llevará como prioridad la atención a los más marginados, y a quienes menos tienen; así se plantea fortalecer servicios de salud, con mayor énfasis en áreas rurales; y el brindar créditos y apoyos al campo y a todos los emprendedores con base en el trabajo. Habrá gran ayuda para los jóvenes estudiantes mediante becas y oportunidades de capacitación y trabajo, para quienes no han tenido opción de desarrollo e irónicamente fueron bautizados como Ninis.

Tómelo con interés. El sábado pasado en el Palacio Legislativo de San Lázaro llamó la atención la exclusión a titulares y comisionados de organismos autónomos. Salvo el caso de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, cuyo presidente Luis Raúl González Pérez sí fue requerido; notorio que no se invitó a los integrantes de los órganos autónomos, como el INAI, la Cofece, el INEE, el Coneval y el IFT. La espada de Damocles pende sobre dichos organismos desde hace varias semanas, y en la Cuarta Transformación no se vislumbra un buen panorama para éstos.

Tómelo con indignación. El avión presidencial TP-01 Boeing 787-8, José María Morelos y Pavón, que transportó durante dos años y diez meses por el mundo al ex presidente de México, Enrique Peña Nieto, salió de México el pasado lunes hacia un aeropuerto de California, Estados Unidos, como un primer paso para su venta, anunciaron Carlos Urzúa, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), y Jorge Mendoza Sánchez, director general del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras). La cabina no es opulenta en relación con los accesorios chapados en oro de algunos jefes de Estado y jeques de Oriente Medio. La mitad del interior está equipada por asientos estándar de la aerolínea para el personal.

La empresa fabricante Boeing tomó la aeronave en consignación, y le brindará mantenimiento hasta que se concrete su venta, que como puede ser en dos semanas, podrá tardar dos años. Posteriormente se liquidará a Banobras y a través de dicho proceso, el gobierno logrará maximizar el valor de la aeronave evitando cualquier afectación al patrimonio de la Federación.

@Fernando_MoraG

* Maestro en Comunicación Institucional por la Universidad Panamericana.

* Socio Fundador del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo.

* Presidente de la Fundación Fernando Mora Gómez por la Libertad de Expresión

Te puede interesar