24 marzo 2019
El Popular

La causa y lo causado

Martha no es la gobernadora

Por Miguel Barbosa Huerta. / noviembre . 23, 2018.

Un fantasma recorre nuestro estado, es una triste figura que por más dinero del que disponga y más recursos que invierta en granjearse apoyos y comprar lealtades, no consigue uno de los bienes más preciados en la política y en la vida: credibilidad. Martha Erika Alonso de Moreno Valle fue declarada por el Instituto Estatal Electoral (IEE) ganadora de la elección para gobernador; después el Tribunal Estatal Electoral (TEE) ratificó su imposición. La sociedad poblana sabe que los resultados fueron producto de un fraude y de la acción totalmente parcial de instituciones electorales a modo.

Martha Erika Alonso de Moreno Valle no puede ostentarse como gobernadora legal y mucho menos legítima de las y los poblanos. La sociedad sabe que intenta llegar al gobierno por medio de un fraude y que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) seguramente anulará la elección. Por esto, su estrategia de promoción ha fracasado. Más aún: muchos liderazgos y personalidades panistas se rehúsan a estar cerca de ella. Martha Erika Alonso y su esposo Rafael Moreno Valle son tóxicos para el panismo en estos momentos de definiciones para el Partido Acción Nacional (PAN).

El proceso termina hasta que el TEPJF emita su sentencia. Así que por más esfuerzos que Rafael Moreno Valle haga, por más dinero que les dé a los medios de comunicación, por más voluntades que compre y autoridades que corrompa, no podrá convencer a la sociedad que el triunfo de su esposa es legal y legítimo. Han transcurrido más de cuatro meses y medio desde la elección del pasado 1º de julio. En este tiempo, día a día han salido a la luz las pruebas del fraude. Los integrantes de la Coalición Juntos Haremos Historia hemos documentado muchas de éstas; sin embargo, las pruebas más contundentes y que serán determinantes han surgido desde la academia y la sociedad civil. Se han ido desenmascarando las formas de cómo se violentó la voluntad popular de las y los poblanos.

Al final del día, de nada le habrá servido a Martha Erika Alonso que el IEE y el TEE hayan sido sus incondicionales; el primero, al manipular los resultados para imponerla como ganadora; y el segundo, al convalidar esta imposición. A pesar del control y la presión que desde el gobierno estatal se ejerce sobre medios de comunicación locales, la sociedad no siente a la esposa de Moreno Valle como su gobernadora; por el contrario, la percepción de la sociedad es que la elección se anulará, como seguramente así ocurrirá. Histórica y políticamente, Puebla es uno de los estados más importantes de nuestro país. Es una sociedad participativa y crítica. Hace cuatro meses y medio la mayoría social le dio la mayoría política a la Coalición Juntos Haremos Historia, incluido el triunfo en la elección para gobernador.

Desde la jornada de la elección, la sociedad rechazó el fraude y la imposición. Ahora estamos a días de que se haga justicia.

@MBarbosaMx

Te puede interesar