16 junio 2019
El Popular

Invitado

Etapas psicológicas a lo largo del cáncer

Por Mónica CANO. / noviembre . 20, 2018.

La primera vez que llegó Cindy a consulta, tenía alrededor de un mes que la habían diagnosticado. Se le veía bastante tranquila, pero triste a la vez. La joven de 18 años me contó toda la historia de cómo la habían diagnosticado, fue bastante rápido, pero no por ello menos traumático. A pesar de que me decía que ya lo había asimilado, no dejaban de caer las lágrimas por sus mejillas. Al hacerle reflejo de ello, sólo se sonrió, pero continuó llorando.

Existen diferentes etapas psicológicas que se van a vivir a lo largo de la enfermedad, éstas son el diagnóstico, adaptación, depresión reactiva y reajuste. Cada etapa genera una serie de reacciones, cuya intensidad y proceso de asimilación va a depender de las características personales de cada paciente. Cindy contaba con muchas características de resiliencia, que le permitían estar tranquila, pero no logró evitar la sintomatología depresiva común en los pacientes oncológicos, por todo lo que estaba viviendo.

En la etapa de diagnóstico, cuando se le da la noticia al paciente o a sus padres, éste tiene un efecto instantáneo de miedo, negación y mucha ansiedad, principalmente por no conocer en qué consiste la enfermedad, su tratamiento y la pregunta que se va a mantener a lo largo de todo el tratamiento: ¿me voy a curar?. Éste tendrá un efecto variado, que va a depender del paciente y sus características personales. Posteriormente en la etapa de adaptación, el paciente y su cuidador se familiarizan con el ambiente hospitalario, los procedimientos médicos, el tratamiento y sus efectos secundarios. Al comenzar a familiarizarse, disminuye considerablemente la ansiedad en ambos.

La depresión reactiva, puede presentarse o no, ya que no todos los pacientes se permiten expresarla, es la manifestación de síntomas depresivos por las pérdidas que se están viviendo, de salud, sociales, familiares, etc. La etapa de reajuste es el resultado de un buen proceso psicológico previo, donde el paciente y su cuidador ya conocen todo acerca de su enfermedad, el tratamiento, el hospital y se ha adaptado la dinámica familiar a las nuevas necesidades.

Cindy por sus características personales y un buen seguimiento psicológico, logró llegar a la etapa de reajuste bastante rápido, lo cual ha repercutido de manera positiva en su tratamiento, aumentando sus posibilidades de recuperación.

En Una Nueva Esperanza, asociación para niños con cáncer, velamos por el bienestar psicológico y emocional, súmate donando.

Te puede interesar